Need to Know, el simulador de espionaje que pone a prueba tu moral

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone

La privacidad, la seguridad en las redes y las telecomunicaciones, la libertad individual, todos estos temas controvertidos se dan cita en un simulador de espionaje en el que nos encargaremos de buscar el equilibrio entre privacidad y seguridad.

Si tuvieras en tus manos el poder para espiar a tus conciudadanos, ¿qué harías con él? Si pudieras introducirte en sus conversaciones de móvil, leer sus correos electrónicos, conocer en cada momento su posición y sus movimientos… ¿Todo vale en pro de la seguridad? Aunque parezca mentira no vamos a hablar de Snowden de nuevo, sino del primer juego del estudio Monomyth Games, que prueba suerte en Kickstarter con el simulador de espionaje Need to Know. En él, tendremos que encontrar el equilibrio entre la libertad y la seguridad si queremos hacer un buen trabajo y dormir tranquilos por las noches.

Crítica social a golpe de vigilancia

El juego Need to Know nos convierte en un trabajador del orwelliano Departamento de la Libertad (a lo NSA, Agencia de seguridad americana), encargado de revisar información de ciudadanos para buscar amenazas. Aunque el objetivo parece muy loable, los métodos no lo son tanto, y es que para llevar a cabo nuestro cometido, tendremos que espiar sin piedad la privacidad de la gente.

El fin jamás justificará los medios para violar la intimidad, la privacidad y la confidencialidad de otros

La moralidad estará muy presente en el juego. Monomyth Games nos planteará decisiones muy difíciles en las que tendremos que elegir si queremos beneficiarnos de nuestra posición de poder ypisotear las libertades de nuestros conciudadanos, o si por el contrario, nos oponemos a ello. De hecho, no solo podemos mirar hacia otro lado, el juego incluye mecanismos que permiten filtrar informaciones clasificadas a la prensa o ayudar a grupos de presión. Habrá que elegir con cuidado, pues según apuntan en la web oficial del juego, todo tendrá efecto en la historia, y para subir de nivel nuestro personaje (y su vida con nuevos coches y casas), quizá tengamos que haceralgunas concesiones morales.

Aunque el tema elegido pueda encender los ánimos más apacibles, este no deja de ser un juego con el objetivo de divertirnos y no de someternos a un cabreo constante al hacernos conscientes una y otra vez de algo que podría estar pasándonos. Encontraremos algunos individuos que necesitan pasar por nuestra lupa: revisar pistas, analizarlas y marcar a los sospechosos también puede ser muy divertido, si olvidamos los métodos usados para acumular toda su información. Seguro que los que han jugado a Papers, Please, han pensado en seguida en el juego de Lucas Pope, al que se parece también en cierta manera en lo simple de su estética (sin llegar a tanto).

Enriquecerse y triunfar… ¿o respetar la privacidad del prójimo?

De hecho, lo que mejor nos parece de Need to Know, por lo que deja ver por ahora, es que no machaca el tema en el que se centra, no dice nada directamente, y aún así, sin hablar de la NSA o Snowden, la sombra de tantas y tantas noticias de actualidad subyace claramente en un juego que nos permitirá ponernos en el otro lado de las escuchas y puede que plantearnos varias cosas sobre cómo son tratados nuestros datos privados.

monomyth

Otros juegos orwellianos de control

De conseguir su propósito en Kickstarter (necesita 29.000 dólares para financiarse), Need to Know no sería el primer videojuego en basarse en mecánicas de opresión y supresión de libertades. Como apuntábamos más arriba, el genial Papers, Please ya se encargó en 2013 de abordar este asunto poniéndonos en la piel de un agente de aduanas que determina quién entra y quién no en su república comunista (y ya podía no equivocarse por el bien de su familia). También tuvimos una dosis de poco respeto por la privacidad en Watch Dogs, en el que la red de ordenadores ctOS conectaba con todos los sistemas de la ciudad, pero también con todas las comunicaciones privadas. Y estos son solo dos ejemplos de muchos otros tantos, incluso de algunos por venir, como la próxima entrega de Mirror’s Edge, una saga que pronto tendremos de vuelta (Mirror’s Edge Catalyst) y en la que la sociedad ha rendido su libertad a cambio de la protección y la seguridad de un gobierno paternalista y opresor.

Fuente:http://www.malavida.com/

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone
Tags: