Los escándalos del hackeo a Sony

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone

El ataque cibernético a la productora derivó en la filtración de películas completas e informaciones internas que afectan tanto sus finanzas como su imagen pública

24 de noviembre de 2014: la compañía Sony Pictures descubre que la red corporativa fue hackeada. Con el correr de los días, distintos tipos de informaciones fueron filtrados en internet, desde las direcciones y números de seguridad social de 47.000 empleados hasta correos electrónicos internos criticando sus propias películas y estrellas. Incluso fueron colgadas en línea cinco filmes completos.

Mientras el FBI investiga, distintos medios publicaron que Sony manejaba la posibilidad de que los hackers fueran norcoreanos. El robo coincidió con el estreno de la comedia The Interview, distribuida por Sony y con James Franco y Seth Rogen como protagonistas, en la que se describe un complot ficticio de la CIA para asesinar al líder de Corea del Norte, Kim Jong-Un.

Los escándalos del hackeo a Sony

Dicho gobierno negó la responsabilidad del ataque, aunque lo consideró un “acto legítimo”.
Mientras tanto, este domingo el abogado de la productora, David Boies, envió una carta a varias organizaciones de medios, en la que calificó los documentos publicados como “informaciones robadas”: Sony “no da su consentimiento para que posean, lean, copien (…) publiquen, descarguen, o cualquier cosa que hagan” de esos documentos, escribió el abogado.

Mientras tanto, los productores de la nueva película de James Bond, Spectre, también informaron el domingo que “una primera versión del guión” estaba entre los documentos robados.

Los hackers, por su parte, prometieron un “regalo de Navidad”. El escándalo del ciberataque a Sony continuará

Burlas, críticas y alianzas.

Entre las revelaciones, se publicó un intercambio racista entre los directores de Sony, en el que bromean especulando cuáles serán las películas favoritas del presidente de Estados Unidos, Barack Obama (arriba a la izquierda). Las opciones son películas vinculadas a la esclavitud, como Django y 12 años de esclavitud. También se revelaron críticas de empleados de la compañía a las películas con el comediante Adam Sandler (arriba a la derecha), las cuales son calificadas como una “fórmula” repetitiva. A su vez, se dio a conocer un intercambio entre ejecutivos de Sony y Disney para llevar a Spider-Man a la tercera película del Capitán América. La alianza finalmente no tuvo éxito.

Jennifer Lawrence

La actriz, protagonista de Escándalo americano, cobró menos que sus compañeros por esa película. Lawrence se llevó 7% de la recaudación contra  el 9% de los demás.

Angelina Jolie

“Niña mimada con poco talento”, fue el calificativo con el que Amy Pascal, copresidenta de Sony, se refirió a la actriz en un correo electrónico robado.

Sin Jobs

Los hackers revelaron el complejo proceso para definir al actor que interpretaría a Steve Jobs en la película sobre la vida del cofundador de Apple. Leonardo DiCaprio fue la primera opción, pero acabó rechazando el papel, lo que fue calificado como “despreciable” por los ejecutivos de Sony.

Tom Cruise fue descartado por el director del filme, Danny Boyle, por considerarlo “demasiado comercial”, y Christian Bale se alejó del proyecto días después de ser anunciado para el papel. Los ejecutivos plantearon a Michael Fassbender, lo que enojó al guionista, Aaron Sorkin: “No sé quién es y al resto del mundo no le va a importar”.

Tras los varios escándalos, la producción de la película fue trasladada a Universal.

Fuente:http://m.elobservador.com.uy/

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone

Add a Comment