Cuidado con memorias USB perdidas, pueden destruir ordenador

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone

En la red hay muchas leyendas urbanas, al igual que en la vida real. La última de ellas es una en la que un ladrón le robó a un pasajero del metro una memoria USB. El cleptómano enchufó el dispositivo a su ordenador para ver que contenía y, segundos después, el gadget destruyó su equipo por completo.

La leyenda urbana de la memoria USB que destruyó el ordenador asegura que el dispositivo estaba fabricado con unos circuitos diseñados para romper cualquier equipo al que se conecta. Dado que la historia sonaba bastante rara, un usuario de Internet decidió ver si podría ser real.

Mientras que cualquier puerto de conexión eléctrica es una puerta de entrada a señales potencialmente peligrosas, el del USB está bien protegido.

Esconden malware indetectable e imborrable en firmware USB

Si se produce cualquier tipo de irregularidad, el puerto simplemente se apaga. Si llega un pico de potencia, el USB lo disipará. Para romper estas procecciones, el usuario utilizó un conversor de corriente DC-DC. Este conversor extrae la energía a una batería de hasta -110VDC.

Cuidado con memorias USB perdidas, pueden destruir ordenador
Cuidado con memorias USB perdidas, pueden destruir ordenador

Cuando está cargado el conversor se apaga, la energía vuelve al ordenador a través de los puertos de datos… y el transistor lo disipa sin problemas las primeras veces. El problema es que el USB Killer sigue repitiendo el proceso hasta que el ordenador no puede más y se rompe (o más bien se fríe).

La combinación de alto voltaje y corriente alterna es lo bastante potente para cargarse los pequeños diodos TVS del puerto, para freír algunos de los componentes más sensibles, y a menudo la CPU. Dado que el USB suele estar integrado en la placa base de la mayoría de los portátiles modernos, el ataque se vuelve muy efectivo.

Parece que el usuario consigue resolver el misterio de si se podría o no dañar un ordenador con una memoria USB, y el resultado es bastante preocupante. No sabemos si la leyenda urbana será cierta o no, pero sí que es posible.

De todas formas, ¿Si os encontrarais una memoria USB encima de una mesa la cogeríais o la dejaríais allí? Este experimento os hará pensároslo dos veces antes de tomar una decisión.

Fuente:http://computerhoy.com/

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone

Add a Comment