Agencia de espionaje rusa es hackeada; ¿cómo responderá Rusia a esta guerra cibernética?

Un grupo de hackers lanzó exitosamente un ataque cibernético contra el Servicio Federal de Seguridad (FSB), una agencia de inteligencia del gobierno ruso. Según los reportes de especialistas en ciberseguridad, en el ataque fueron extraídos alrededor de 7.5 terabytes de información clasificada. 

Diversos medios afirman que entre la información comprometida durante este incidente se encuentran proyectos de Rusia para inhabilitar la navegación privada con navegador Tor, el bloqueo de redes sociales y el aislamiento del Internet en Rusia del resto del mundo.

Acorde a los especialistas en ciberseguridad, la FSB es la agencia de inteligencia más importante al servicio del Kremlin, cumpliendo con funciones similares a las del FBI en E.U., aunque sus funciones también abarcan las actividades de inteligencia del gobierno ruso en el extranjero. En pocas palabras, es una especie de reencarnación de la extinta KGB.

Hace algunos días un grupo de hackers, autonombrado “0v1ry$”, logró hackear los sistemas de SyTech, compañía privada que colabora de cerca con la FSB. Posteriormente, los hackers compartieron la información robada con Digital Revolution, un grupo de hackers activo a nivel internacional; esta organización publicó en diversos foros múltiples muestras de la información robada, lo que forzó a la FSB a tomar algunas medidas para proteger sus datos confidenciales.

Después de filtrar la información los hackers de Digital Revolution comenzaron un periodo de inactividad; del mismo modo, se ha dejado de registrar actividad del grupo 0v1ru$.

Entre los supuestos proyectos de la FSB se encuentra la “inhabilitación del anonimato” entre los usuarios de red Tor, recopilación de información de personas y organizaciones de interés y la extracción de datos de redes sociales. Diversos medios y especialistas en ciberseguridad han afirmado que esta podría ser la mayor filtración de datos jamás ocurrida en Rusia. 

Anteriormente, investigadores del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética (IICS) habían reportado acerca de los planes del gobierno ruso para aislar el tráfico de Internet en su territorio del resto del tráfico del mundo. Los planes de Vladimir Putin incluyen la creación de un nuevo sistema de nombre de dominio (DNS) exclusivo para Rusia que será implementado a consideración del presidente. Las compañías proveedoras de servicios de Internet tendrían que desconectarse de cualquier servidor foráneo para usar sólo el DNS ruso.

(Visitado 1266 veces)