Nueva modalidad de Estafa telefónica en Latinoamérica

Acorde a expertos en ciberseguridad, en México la tasa de crímenes por extorsión telefónica está en aumento, actualmente existen varias modalidades de este delito, las cuales afectan a los usuarios de distinta forma.

En días recientes los expertos detectaron un nuevo modus operandi o nueva modalidad, donde además de extraer los datos de tu cuenta, los criminales telefónicos, ofrecen cambiar la contraseña de tu aplicación móvil o de tu portal web, para que supuestamente los usuarios ya no tengan percances relacionados con el robo de dinero o de información.

Esta nueva modalidad de delitos telefónicos son más peligrosas y los delincuentes se vuelven cada vez más eficientes, ya que gracias a las aplicaciones que existen hoy en día, los criminales pueden mandar mensajes de texto donde aparece el nombre de la institución financiera y supuestos link o URL con páginas web falsas del banco para que los usuarios introduzcan sus datos e información y también pueden incluir un NIP de confirmación o de seguridad para supuestamente garantizar la veracidad de la llamada telefónica, aseguran especialistas en ciberseguridad.

Es muy importante para los usuarios identificar este tipo de llamadas para evitar ser víctimas de llamadas fraudulentas, relacionadas con Bancos o cualquier otra institución, lo primero que tienen que tomar en cuenta, es que ninguna institución financiera te va a pedir ningún tipo de dato o información confidencial relacionada con tu cuenta.

En la actualidad, las autoridades ya han desarticulado varios grupos de estafadores telefónicos, pero la realidad es que se han reportado miles de extorsionadores. Por lo que existen herramientas que le pueden ayudar a los usuarios a identificar este tipo de llamadas. Por ejemplo los identificadores de llamadas que le avisan a los usuarios cuando un número telefónico está reportado como un número de extorsionadores o SPAM y así los usuarios se pueden abstener de tomar esta llamada.

Los expertos en ciberseguridad del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética (IICS) aseguran que es importante identificar estas llamadas y no contestar ninguna pregunta ni mucho menos brindar datos ya que los criminales en ocasiones pueden contar con más de un dato acerca de nosotros, como nuestro número de tarjeta, nuestro teléfono, nuestro nombre completo y en ocasiones nuestra fecha de nacimiento y esta información la utilizan para que el cliente se sienta confiado y caiga en su trampa.