Taylor Swift usa reconocimiento facial en sus conciertos para encontrar stalkers

Los rostros de los asistentes al evento fueron analizados tratando de encontrar a alguno de los acosadores de la cantante

Taylor Swift nuevamente ha generado controversia. La cantante, quien en alguna ocasión entró en conflicto con Spotify, decidió usar una polémica tecnología de reconocimiento facial durante uno de sus conciertos en Estados Unidos. Acorde a expertos en forense digital del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética, el Rose Bowl en California implementó esta tecnología en el concierto que Swift ofreció en mayo pasado, todo con la intención de detectar a alguno de los muchos acosadores de la cantante.

En una táctica que parece salida de la ficción, los asistentes del concierto fueron fotografiados por una cámara oculta en una pantalla que mostraba algunas imágenes y clips de los ensayos de Taylor Swift. “Todos los que pasan junto a la pantalla se detienen a mirar, así se activa este tipo de software”, mencionó Mike Downing, asesor en seguridad para esta clase de eventos.

Las imágenes de los asistentes se enviaron a un centro de comando, donde se contrastaron con los registros de acosadores potenciales. Hasta el momento no hay información sobre la compañía que fabrica estos sistemas, ni de dónde o por cuánto tiempo se almacena esta información, mencionan expertos en forense digital.

Esta podría ser una táctica arriesgada de la cantante, pues seguramente muchos de sus fans preferirían no ser fotografiados sin consentimiento, aunque esta no será la única ocasión en la que se utilice reconocimiento facial durante un evento masivo. En agosto pasado, expertos en forense digital y ciberseguridad informaron que las autoridades japonesas lanzarán un sistema similar durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 para administrar los puntos de control de seguridad de atletas y staff.

Por otra parte, la policía británica ha realizado pruebas con este tipo de software en eventos deportivos relevantes, esperando detectar a individuos problemáticos, en tanto que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) trata de usar el reconocimiento facial para detectar a personas sospechosas en las inmediaciones de la Casa Blanca.

El uso de esta clase de tecnología es polémico debido a la escasez de evidencia que respalde su utilidad, además de la poca o nula regulación sobre esta tecnología en la mayoría de los países donde se ha implementado. Además, se considera que esta clase de software atenta contra la privacidad de las personas, no se tiene claro qué tan invasivo puede ser el uso masivo de esta tecnología.

(Visited 385, 1 times)