Un individuo es arrestado por chantajear visitantes de sitios para adultos

Un hacker dedicado a chantajear a los visitantes de sitios web de contenido pornográfico ha sido arrestado por las autoridades británicas. Acorde a los especialistas del curso de ethical hacking del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética (IICS), el individuo enfrenta una condena de hasta seis años de prisión.

Zain Qaiser, ciudadano británico de 24 años, trató de infectar millones de equipos de cómputo usando un malware de bloqueo del navegador para después exigir a las víctimas un pago de alrededor de mil dólares para volver a habilitar sus pantallas. Gracias a sus ingresos ilícitos, Qaiser era asiduo visitante de casinos y hoteles de lujo.

Acorde a los especialistas del curso de ethical hacking,  el hacker actuó en conjunto con una asociación cibercriminal internacional y obtuvo ingresos por más de 500 mil dólares empleando este esquema fraudulento.

Portavoces de la Agencia Nacional del Crimen (NCA) mencionaron que, dado el alcance de estos ataques, este es uno de los casos de delito cibernético más serios que han investigado. Después de que la sentencia fuera dictada, Timothy Lamb, juez encargado del caso, declaró: “El daño causado por el acusado es tan extenso que no existe un precedente similar”.

Qaiser, antiguo estudiante de ciencias de la computación, llevó a cabo la mayor parte de sus fraudes entre los 18 y 19 años de edad, mencionaron los expertos del curso de ethical hacking. Acorde a medios locales, el acusado no mostraba la menor señal de culpa o arrepentimiento por sus acciones.

El hacker, con domicilio en Barking, Reino Unido, compraba espacios publicitarios en sitios web para adultos bajo el pseudónimo de ‘K!NG’, mencionó el fiscal del caso. En el momento en que un visitante de estos sitios web hacía clic en uno de los enlaces colocados por Qaiser, sus equipos eran expuestos a este software malicioso.

Después de la infección, la computadora mostraba un supuesto mensaje de una agencia de policía nacional diciendo que el usuario había cometido un delito grave y, finalmente, exigía el pago de hasta mil dólares.

El grupo criminal detrás de esta campaña ha conseguido ganancias multimillonarias después de operar en más de 20 países, aún se desconoce el número total de víctimas del fraude.

Algunos de los sitios donde se anunciaba Qaiser no parecían tener problema con sus actividades ilícitas, sin embargo, los anunciantes inconformes con el fraude de Qaiser eran chantajeados para no denunciar al hacker.

(Visited 149,1 times)