Rusia se desconectará del Internet mundial

Como parte de una serie de pruebas, el gobierno ruso aislará sus redes

Acorde a especialistas en seguridad en redes del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética, el gobierno de Rusia estaría considerando la posibilidad de desconectarse de Internet a nivel global por un breve periodo de tiempo, todo como parte de una prueba de ciberseguridad.

Esto implica que los datos enviados y recibidos entre individuos y organizaciones rusas permanecerán en las redes de ese país, en lugar de ser enrutados de forma trasnacional.

Una ley que está por ser aprobada podría ser el motivo principal por el que el gobierno ruso contempla esta opción, reportan los expertos en seguridad en redes. En esta ley se establece que se deberán realizar todas las modificaciones técnicas necesarias para operar de forma independiente.

Se espera que la prueba se realice a comienzos del mes de abril, aunque se desconoce la fecha exacta.

Para implementar el proyecto denominado Programa de Economía Digital, se requiere que los proveedores de servicios de Internet en Rusia se aseguren de poder operar en caso de que un ataque extranjero aísle las redes rusas. Países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) acusan continuamente al gobierno ruso de promover actividades de ciberguerra, por lo que ya han amagado con imponer sanciones por este proyecto.  

Acorde a especialistas en seguridad en redes, este proyecto estipula que Rusia deberá contar con su propia versión del sistema DNS, para poder permanecer en línea si los enlaces a estos servidores son cortados.

Son 12 las organizaciones encargadas de supervisar los servidores raíz para DNS y ninguna de ellas está en Rusia. Sin embargo, ya existen muchas copias de la agenda de direcciones de la red en Rusia, lo que sugiere que sus sistemas de red podrían seguir funcionando incluso si se tomaban medidas punitivas para interrumpir su conexión.

Estas pruebas también requerirán que los proveedores de servicios de Internet demuestren capacidad para dirigir los datos a puntos de enrutamiento controlados por Rusia. Estas organizaciones filtrarán el tráfico para que los datos enviados entre ciudadanos rusos lleguen a su destino sin involucrar a ningún servicio en el extranjero.

Rusia quiere que todo el tráfico nacional pase a través de estos puntos de enrutamiento. Se cree que esto es parte de un esfuerzo por establecer un sistema de censura masiva similar al implementado por el gobierno en China, que trata de eliminar el tráfico considerado nocivo.

Agencias de noticias establecidas en Rusia informan que los proveedores de servicios de Internet respaldan este proyecto, aunque aún no se establecen los criterios bajo los que este plan se llevará a cabo.



(Visited 1,131,1 times)