El gobierno quiere terminar con los servicios de ‘robocalling’

Acorde a los autores del libro ‘Aprender a hackear‘, la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC) ha alcanzado algunas resoluciones que podrían llevar a una disminución en las operaciones de los servicios de llamadas automáticas (robocalling).

Los cuatro operadores sancionados

James Christiano dirigía TelWeb, una plataforma de robocalling. Acorde a la FTC, el software de TelWeb ha incumplido con varias leyes. Por ejemplo, este servicio hace caso omiso de las listas de ‘No Llamar’, donde las personas se inscriben para no ser molestados con estas llamadas, además de utilizar un identificador de llamadas falso para aumentar la posibilidad de que el destinatario contestara la llamada.

Según cifras mencionadas por los autores de ‘Aprender a hackear’, de un total de 883 millones de llamadas automáticas registradas al año, alrededor de 160 millones son realizadas por TelWeb. Los datos del primer trimestre del año pasado también afirman que, al menos 54 millones de llamadas fueron realizadas usando un número de identificación falso.

La FTC agregó que ha recibido alrededor de 8 mil quejas de los consumidores contra esta compañía, motivo suficiente para establecer sanciones contra sus operadores.

NetDotSolutions y TeraMESH Networks, compañías propiedad de Christiano, fueron señaladas en la demanda de la FTC, además también se menciona a Aaron Michael Jones y Andy Salisbury, dos revendedores del sistema TelWeb. Acorde a la FTC, Jones ya tenía prohibido realizar actividades de telemarketing debido a incumplimientos anteriores.

Jones también participó en el fraude de Point Media Break, mencionan los autores de ‘Aprender a hackear’; en esa ocasión, un supuesto experto de Google se comunicaba con las personas solicitándoles un pago de 170 dólares a cambio de no ser eliminados de los resultados de búsqueda de Google.

La FTC también sancionó a los operadores de Higher Goals Marketing, compañía señalada como parte de un esquema fraudulento que ha engañado a miles de personas con problemas financieros en todo Estados Unidos, ofreciendoles falsos servicios de reducción de la tasa de interés de sus deudas.

El tercer operador sancionado es Travis Deloy Peterson, originario de Utah. Empleando diversos nombres, Peterson hizo millones de llamadas automáticas solicitando a las víctimas del fraude la donación de un vehículo para alguna asociación de caridad para veteranos de guerra. Ahora Peterson deberá pagar una multa de alrededor de medio millón de dólares, además de devolver casi 100 vehículos obtenidos mediante su esquema de fraude.

El último de los operadores sancionados administraba un esquema de fraude para ofrecer falsos servicios de Google Business.

(Visited 103,1 times)