Estas son las nuevas oportunidades que tienen los hackers para trabajar en el gobierno británico

Especialistas en servicios de seguridad informática reportan que el gobierno británico ha decidido adoptar una postura más agresiva para hacer frente a los ciberataques originados en países extranjeros. Jeremy Hunt, ministro del exterior británico, asegura que Reino Unido invertirá más de 20 millones de libras para la creación de una unidad de inteligencia cibernética que ayude a “contrarrestar los ciberataques rusos”.

En su discurso, el ministro aclaró que el principal objetivo de esta unidad debe ser disuadir a los hackers patrocinados por gobiernos extranjeros de lanzar ciberataques contra Reino Unido. “Debemos adoptar una política proactiva respecto a esta clase de incidentes y ante cualquier violación al derecho internacional”, agregó Hunt.

Acorde a los expertos en servicios de seguridad informática, este discurso fue la piedra angular de una conferencia organizada por la Unión para la Defensa Cibernética de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), por lo que, de cierto modo, esta es una invitación a los países miembros a adoptar medidas similares a las anunciadas por Reino Unido.

El gobierno británico afirma que las elecciones democráticas son uno de los principales objetivos de ataques cibernéticos (como ha ocurrido en la elección presidencial de 2016 en E.U.); Reino Unido teme que esta práctica se vuelva común al grado de que los gobiernos autoritarios deterioren la confianza de las personas en los sistemas democráticos.

Acorde a especialistas en servicios de seguridad informática del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética (IICS), en el Artículo 5 del tratado fundacional de la OTAN se establece que “los ataques contra uno de los estados miembros serán tomados como ataques contra toda la organización”; obviamente, esto se extiende a cualquier tipo de ofensiva, incluso los ataques cibernéticos.

Por su parte, Jens Stoltenberg, antiguo primer ministro de Noruega y actual secretario general de la OTAN, agregó: “Los intentos de hacking contra la OTAN no han tenido éxito alguno. Los países miembros debemos estar listos para emplear nuestros recursos cibernéticos en contra de nuestros enemigos”, concluyó el secretario general.

Hasta ahora, el gobierno británico no reconoce haber utilizado alguna campaña de ofensiva cibernética contra un territorio extranjero, aunque expertos afirman que fueron hackers británicos los encargados de interrumpir los canales de propaganda del Estado Islámico durante la guerra en Siria e Irak.  

(Visited 206,1 times)