Robo de datos de más de 500 mil estudiantes y maestros

Más de 500 mil alumnos y trabajadores han sido afectados por este incidente

Información personal perteneciente a más de 500 mil empleados y estudiantes de las instituciones académicas de San Diego, California, podría haber sido robada por actores maliciosos, informan expertos en ciberseguridad del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética.

A través de un comunicado, el Distrito Escolar de San Diego informó que este incidente, calificado como un “acceso no autorizado”, fue llevado a cabo gracias a una simple campaña de phishing en la que se comprometieron las claves de acceso de alrededor de 50 empleados en diversas escuelas el pasado mes de enero. Personal de ciberseguridad de las instituciones académicas demoró cerca de 10 meses en detectar el incidente.

En el caso del Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea (GDPR), se exige que las organizaciones reporten esta clase de incidentes dentro de las siguientes 72 horas a su descubrimiento. Por otra parte, la legislación estadounidense respecto al robo de datos establece que las organizaciones pueden solicitar una extensión de tiempo para realizar sus propias investigaciones, reportan expertos en ciberseguridad.  

Aparentemente ya ha sido identificado uno de los sujetos responsables, además, todas las credenciales de acceso comprometidas han sido desechadas, aunque esto no significa que los atacantes no hayan conseguido acceso a la información personal resguardada por las escuelas.

Acorde a especialistas en ciberseguridad, los datos comprometidos incluyen nombres completos, fechas de nacimiento, números de seguridad social, claves de identificación de estudiantes del Estado de California, datos de los padres o tutores, información de nómina del personal de las escuelas, e incluso detalles fiscales e información salarial. Muchos de estos datos podrían ser de gran utilidad para algún delincuente cibernético.

Diversas firmas de seguridad reportaron que más de un millón de niños en Estados Unidos fueron víctimas de fraudes de identidad durante 2017, lo que resultó en pérdidas de alrededor de 2.6 millones de dólares. Acorde a expertos en ciberseguridad, dados los limitados o nulos registros financieros con los que cuenta un niño, es muy fácil para los criminales abrir cuentas bancarias falsas a nombre de los infantes, entre otras actividades similares.

En este incidente también destaca la importancia que tiene el phishing para los cibercriminales, pues, según estimaciones de múltiples firmas de seguridad, el phishing es un elemento en común en la mayoría de las violaciones de datos, pues cerca del 90% de estos incidentes comienzan con campañas fraudulentas por correo electrónico.

(Visited 271,1 times)