Hombre de 25 años obtuvo 17 MDD, una casa en la playa y autos de lujo vendiendo drogas en dark web

Las autoridades australianas sostienen que Ward operaba una sofisticada red de distribución de drogas en dark web

Autoridades australianas han incautado una casa en la playa, autos de lujo y una cuenta con 100 mil dólares a un joven prodigio de la informática acusado de operar una red de distribución de drogas en dark web, reportan expertos en seguridad en redes del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética.

Cody Ward, originario de Nueva Gales del Sur, fue arrestado el pasado 14 de febrero, después de que las autoridades australianas descubrieran su presunto negocio ilegal.

El joven de 25 años presumía continuamente en sus cuentas de redes sociales su lujosa vida, llena de autos deportivos y viajes, asegurando que se desempeñaba como CEO de una firma de seguridad en redes. Sin embargo, los lujos que Ward presumía en Instagram fueron incautados por la Comisión de Delitos de Nueva Gales del Sur, argumentando que todos los bienes que el joven presumía fueron obtenidos con dinero ilegal, obtenido en el mercado de las drogas.

Ward fue arrestado en Callala Bay después de una investigación de nueve meses que guió a las autoridades a cinco propiedades diferentes, donde se encontraron drogas, material para su empaquetado y distribución y dinero en efectivo (alrededor de 100 mil dólares en total).

La policía indicó inicialmente que Ward, conocido en dark web como ‘NSWGreat’, en complicidad con otros sujetos, se encontraba comercializando narcóticos en diversos foros de actividades ilícitas, lo que habría generado ganancias de alrededor de 17 millones de dólares.

Acorde a expertos en seguridad en redes, Ward incluso se jactaba de sus actividades usando su alias en Reddit, afirmando que las autoridades no lograrían encontrarlo jamás.  

Ward ha sido acusado de cuatro delitos de distribución de droga, por realizar transacciones con dinero obtenido ilegalmente y por su participación en un grupo criminal. Al acusado le fue confiscada una casa de cinco habitaciones en Callala Bay, Australia, comprada por 800 mil dólares a finales del año pasado, además de tres autos deportivos y 100 mil dólares en efectivo.

Las hermanas Shanese (24 años) y Patricia Koullaris (20 años), coacusadas en esta investigación, también han sido acusadas por delitos relacionados con la venta de drogas.

(Visited 353, 1 times)