Hacker ético iría a prisión por exponer vulnerabilidades en empresa de telecomunicaciones

La empresa considera que el acusado se excedió de los límites del hacking ético

Las autoridades húngaras se encuentran investigando a un hacker ético que descubrió una vulnerabilidad crítica en los sistemas de la empresa de telecomunicaciones Magyar Telekom a inicios del año pasado. Acorde a especialistas en seguridad en redes del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética, la empresa habría presentado una queja contra el hacker, por lo que enfrenta una condena de hasta ocho años en prisión.

Según reportan medios locales, el hacker habría reportado las fallas de seguridad a la empresa y, a pesar de que existía la posibilidad de colaboración, ninguno de estos planes llegó a concretarse.

El hacker siguió analizando la infraestructura de seguridad de Magyar Telekom, descubriendo una nueva vulnerabilidad que permitiría a los atacantes acceder al tráfico de datos, además de monitorear los servidores de las organizaciones que usan los servicios de estas empresas, mencionan los expertos en seguridad en redes.

El asunto es que la empresa detectó las segundas pruebas realizadas por el hacker, reportándolas a las autoridades mencionando que un atacante desconocido había hackeado sus sistemas.

Expertos en seguridad en redes de Hungría mencionan que “Magyar Telekom cuenta con políticas y procesos internos muy estrictos para prevenir intrusiones en sus sistemas de cualquier índole”.

El juicio contra el hacker ético está en marcha; por su parte, la Unión por las Libertades Civiles de Hungría (ONG encargada de la defensa del hacker ético), afirma que los demandantes están ignorando el contexto en el que se presentaron los hechos.  

Medios de comunicación locales afirman que en los documentos presentados ante la Oficina del Fiscal se acusa al hacker de ingresar a la base de datos de la compañía con el propósito de intervenir un servicio público.

La Unión por las Libertades Civiles sostiene que los hackers éticos no deberían ser perseguidos por la ley, ya que realizan estas labores en beneficio solamente de las organizaciones públicas y privadas. Sin embargo, las autoridades húngaras consideran que el acusado excedió los límites de su labor como hacker ético, exponiendo la seguridad de la empresa y de sus clientes.

Por su parte Magyar Telecom lanzó un comunicado aclarando que la demanda se presentó debido a que el hacker ético desplegó una segunda oleada de ataques contra los sistemas de la empresa.

Magyar Telekom emitió una declaración por separado diciendo que la queja se presentó porque el pirata informático ético lanzó nuevos ataques contra sus sistemas y no cooperó con su propia investigación. Asimismo, la empresa declaró que las vulnerabilidades detectadas no tuvieron impacto alguno en sus servicios o en la información de sus clientes.

La Unión por las Libertades Civiles de Hungría ya ha defendido a hackers éticos en casos similares. En 2017, la ONG se hizo cargo de la defensa de un joven de 18 años acusado de hackear el sistema de venta de boletos del Centro de Transporte de Budapest, además, ese mismo año también defendieron en la corte a una persona acusada de uso indebido de datos personales y de ataques cibernéticos contra el sistema de Administración de Aduanas en Hungría.

(Visited 698,1 times)