Denegación de servicio interrumpió operaciones de compañía eléctrica en E.U.

Una condición de denegación de servicio se presentó en una compañía que provee energía a diversos estados al oeste de Estados Unidos; acorde a especialistas en ciberseguridad, el incidente fue lo suficientemente serio para que la autoridad energética norteamericana fuera notificada.

El incidente de ciberseguridad generó interrupciones en el funcionamiento de algunos sistemas eléctricos por más de 10 horas durante el pasado cinco de marzo de 2019, acorde al reporte presentado por la compañía ante el Departamento de Energía de E.U.

“Recibimos un informe sobre una condición de denegación de servicio en una compañía eléctrica el pasado cinco de marzo; al parecer, el incidente está relacionado con una vulnerabilidad que no había sido actualizada”, declaró un portavoz del Departamento de Energía. “Seguimos trabajando para garantizar el esclarecimiento de los hechos y la apertura al público de la información para mitigar riesgos derivados de este incidente”, concluyó el portavoz.

El Departamento de Energía decidió no revelar el nombre de la compañía afectada, pero se sabe que ésta proporciona energía eléctrica a múltiples clientes en el territorio de Los Ángeles, California, en el condado de Salt Lake, Utah, y en el condado de Converse, Wyoming.

Especialistas en ciberseguridad destacan que el incidente no tuvo impacto alguno en la generación, confiabilidad de la red eléctrica o fallas en el servicio a los consumidores finales. En el momento del reporte, el Consejo Coordinador de Electricidad del Oeste, autoridad a nivel regional en materia energética, decidió no hacer comentarios respecto al incidente.

Las redes energéticas son consideradas por el gobierno de E.U. como estructuras críticas y se han convertido en un objetivo frecuente de grupos de hackers maliciosos. No obstante, acorde a expertos del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética (IICS), son muy escasas las ocasiones en las que uno de estos ataques tiene éxito.

Uno de los casos más reconocidos de supuesto ataque contra infraestructura eléctrica ocurrió el año 2015 en Ucrania; en esa ocasión, una falla en la red eléctrica del país paralizó el servicio por más de dos días, afectando a más de 250 mil habitantes. Recientemente, el gobierno de Venezuela acusó a la administración de Donald Trump de provocar las fallas masivas en la red eléctrica del país sudamericano, aunque estas acusaciones no han sido respaldadas con evidencias.

(Visited 307,1 times)