Ubuntu abandonará soporte para sistemas de 32 bits a partir de la versión 19.10

Expertos en auditorías de sistemas reportan la confirmación de una noticia anticipada; Ubuntu, la distribución del sistema operativo Linux, ha decidido eliminar el soporte para sistemas de 32 bits, decisión que se hará efectiva hasta el lanzamiento de la versión 19.10.

Esto significa que Ubuntu ya no compilará, empaquetará ni distribuirá software, bibliotecas o herramientas para sistemas de 32 bits en las versiones más recientes de la popular distribución de Linux.

Los expertos en auditorías de sistemas reportan que los usuarios de Ubuntu 18.04 LTS de 32 bits no se verán afectados por esta decisión, y podrán seguir usando la distribución normalmente, con acceso al archivo de 32 bits existente actualmente. No obstante, esto también significa que los usuarios de esta versión no podrán actualizar a una versión más reciente de Ubuntu.

Acorde a información de los desarrolladores de Ubuntu, sólo un 1% del total de sus usuarios se quedarán utilizando la versión de 32 bits de la distribución de Linux, que será admitida hasta el año 2023.

Steve Langasek, uno de los desarrolladores de Ubuntu, explicó la decisión a través de la lista de correo de la distribución: “El equipo de ingeniería de Ubuntu ha revisado los antecedentes de la distribución y llegado a una conclusión; nosotros ya no podemos seguir dando soporte a i386 como una arquitectura”. Además, los expertos añadieron que i386 no se incluirá como una arquitectura para la versión 19.10, y su desactivación en toda la infraestructura de Ubuntu comenzará dentro de poco.

Ubuntu eliminó las imágenes de instalación de 32 bits en 2017, y una gran cantidad de distribuciones y proveedores de software han adoptado medidas similares desde entonces; “todas las distribuciones están eliminando el soporte para los sistemas i386”, agregó Langasek.

Otra de las razones argumentadas por los expertos es la falta de soporte para los sistemas y la disponibilidad lenta de las actualizaciones de seguridad, además de la tendencia general a abandonar las versiones de 32 bits.

Especialistas en auditorías de sistemas del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética (IICS) anticipan que esta decisión tendrá un impacto en todas las distribuciones de Linux basadas en Ubuntu; Linux Mint, por ejemplo, tendrá que usar sólo 64 bits en sus futuros lanzamientos, a menos que decidan crear y dar mantenimiento a su propio archivo de 32 bits.

(Visited 49,1 times)