China expone datos de millones de ciudadanos

La información filtrada se encontraba en una base de datos perteneciente a una empresa dedicada al desarrollo de software de seguridad y vigilancia

Especialistas en seguridad en redes del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética reportan el hallazgo de una base de datos sin asegurar, incidente que expuso detalles personales de más de 2 millones de residentes de China.

El gobierno chino ha sido blanco de críticas, entre otras razones, debido al uso de cámaras de reconocimiento facial para monitorear los movimientos de millones de pobladores uigures en la provincia de Xinjiang.   

Expertos en seguridad en redes revelaron la filtración en días recientes. La base de datos encontrada incluía nombres, números de identidad de ciudadanos, fechas de nacimiento, entre otros detalles personales.

“Hay una empresa china llamada SenseNets, dedicada al desarrollo de software de seguridad basado en inteligencia artificial para realizar reconocimiento facial, análisis de multitudes y verificación personal. Cualquier persona puede acceder a su IP comercial y a millones de registros acumulados de esta labor de recolección de información”, menciona uno de los especialistas encargados de la investigación.

Acorde a los expertos, la base de datos contiene más de 2 millones 500 mil registros de personas; la base de datos habría permanecido expuesta alrededor de 24 horas continuas, agregaron los expertos.

La base de datos original se dejó expuesta sin una sola medida de autenticación; los especialistas en seguridad en redes afirman que, hasta ahora, los intentos de SenseNets por mitigar el incidente han resultado infructuosos.

“Aunque los equipos de SenseNets trataron de actualizar su software Windows Server 2012, apagaron el firewall en el proceso, lo que deja vulnerable su servidor MongoDG y MySQL de nueva cuenta”, comentaron los expertos.  

Los especialistas advierten que aunque esta información filtrada está bloqueada para la mayoría de los usuarios fuera de territorio chino, el material sí es accesible desde el interior del país. “Con un proxy chino es fácil acceder a la base de datos”.

Además de tratarse de un serio problema de seguridad informática, este incidente es una muestra más de la estricta política de vigilancia que ha implementado el gobierno de Xi Jinping, quien está dispuesto a espiar cada detalle de la existencia de las personas consideradas como riesgosas para la seguridad de China.  

Algunos expertos han mostrado su preocupación por la frecuencia con la que estos incidentes se presentan: “A veces, la mayoría de los datos encontrados en estas bases no tiene tanto valor. Sin embargo, cuando también se encuentran detalles como números de identificación de ciudadanos, es posible elaborar perfiles detallados de las personas afectadas, lo que es muy útil en diversas actividades maliciosas, como fraudes de identidad”, concluyeron los expertos.

(Visited 165, 1 times)