El ransomware es la mayor amenaza de ciberseguridad

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone

Aunque todavía queda mucho año por delante, los expertos en ciberseguridad están de acuerdo en que 2016 es el año del ransomware. El malware que encripta los archivos, secuestra el ordenador y solicita a la víctima el pago de un rescate está a la orden del día y se ha convertido en una de las amenazas que más han crecido en los últimos meses.

Y no sólo eso: además, se trata del tipo de virus más problemático para los usuarios, ya que en la mayor parte de ocasiones es imposible descifrar los ficheros, y el pago de la cuantía exigida por el ciberdelincuente no garantiza que nos vaya a devolver los contenidos de nuestro ordenador.

De acuerdo con el informe IT Threat Evolution in Q1 2016 elaborado por los expertos en seguridad de Kaspersky Lab, entre enero y marzo han sido detectadas 2.900 nuevas modificaciones de ransomware, una cifra que supone un incremento del 14% respecto al último trimestre de 2015.

Además, no solo han crecido las modificaciones de este malware, lo que hace que sea más difícil de combatir, sino que también está aumentando peligrosamente el número de ataques. En comparación con el trimestre anterior, el número de usuarios que han visto su ordenador infectado con ransomware ha ascendido un 30%.  

Respecto a las familias de ransomware más comunes durante el primer trimestre de 2016, Kaspersky Lab señala que fueron Teslacrypt con un 58,4%, CTB-Locker con un 23,5%, y Cryptowall con un 3,4%. El principal foco de infección fueron los mensajes de correo electrónico con archivos adjuntos maliciosos, seguidos de los enlaces a páginas web infectadas.

Los investigadores de ciberseguridad están de acuerdo en señalar que una de las principales razones del aumento del rasomware es su eficacia. Muchos usuarios no tienen una copia de seguridad de sus archivos, lo que hace que buena parte de las víctimas estén dispuestas a pagar el rescate antes que perder toda su información.

“La demanda para pagar el rescate en bitcoins hace que el proceso de pago sea anónimo y casi imposible de rastrear, lo que resulta muy atractivo para los cibercriminales”, asegura Aleks Gosted, jefe del equipo de investigación.

Para evitar ser una víctima del ransomware, te recomendamos que extremes la precaución con los archivos adjuntos de tu correo electrónico, que evites descargar contenidos de páginas web de poca confianza y que tengas una copia de seguridad de todos tus ficheros.

Fuente:http://computerhoy.com/

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone