No, los sitios pirata no son la principal fuente de malware, como algunos afirman

Cuando se habla de la seguridad en Internet, uno de los objetivos de las empresas especializadas en estos temas, es cuidar de los niños contra los peligros que acechan en Internet, tema que afecta a la mayoría.

Es por ello que se acaba de publicar una nueva guía diseñada para proteger a estos usuarios de menor edad de los peligros de los sitios relacionados con la piratería de contenidos en la Red. El informe afirma que estos sitios pirata son la fuente más común de infección de malware y que además la transmisión de ficheros pirata pone en peligro nuestros dispositivos, algo con lo que los expertos en seguridad no están en absoluto de acuerdo.

Cierto es que los niños deben tener un especial cuidado en el mundo digital, para lo cual es clave que reciban una orientación de calidad. Aunque la mayor parte de este apoyo debería venir de los padres y personas implicadas en la educación de los niños, hay grupos que ofrecen asesoramiento cuando los adultos necesitan ayuda, como es el caso de la creadora de este informe. También se pone en entredicho la seguridad y las amenazas que plantean los set-top box «preparados» que ejecutan Kodi y sus add-ons ilegales para acceder a contenidos pirata.

Así, se quiere dejar claro que si los hijos transmiten contenidos ilícitos relacionados con la piratería digital, tanto ellos como los padres pueden exponerse a amenazas cibernéticas, ventanas emergentes con contenidos poco recomendables, etc. Así, los riesgos son asociados con la piratería digital en sitios web poco fiables y dispositivos streaming precargados, a veces conocidos como cajas Kodi, aunque esto es extensible a las aplicaciones ilegítimas de los teléfonos móviles, o los televisores inteligentes.

A esto se le suma, según el informe, que algunos dispositivos «cargados» pueden venir con aplicacionespara adultos ya instaladas, por lo que una vez más, es responsabilidad de los padres asegurarse de que sus hijos no son dejados sin supervisión al usar un dispositivo de este tipo. Hay que tener en cuenta que en la mayoría de los países, el streaming de contenidos protegidos por los derechos de autor es ilegal, al igual que la comercialización y venta de dispositivos «precargados» y configurados para la piratería. Eso es cierto, pero intentar alejar a los usuarios de estos hábitos mediante el miedo o, en cierto modo, con mentiras, tampoco debería estar permitido.

Hay otros medios en Internet más peligrosos que los sitios pirata

Y es que el mencionado informe recién publicado, pone a todos los elementos relacionados con la piratería, como las principales fuentes de entrada de malware a nuestros equipos y sistemas, lo cual no es cierto. Es por ello que se ha consultado a diversos expertos relacionados con la seguridad para conocer sus opiniones y saber si realmente son los sitios pirata la primera fuente de infección por malware, y si las retransmisiones ilegales ponen nuestros dispositivos en riesgo directo de infección.

Pues bien, llegados a este punto, merece la pena reseñar que estos profesionales de la seguridad han apuntado que los sitios pirata no son la fuente más común de infecciones, de hecho no lo son desde principios de la década de 1990. Al mismo tiempo apuntan que hoy en día, las formas más comunes de infectarse, es a través de archivos adjuntos de correos electrónicos maliciosos, plugins y extensiones para los navegadores, o kits de explotación web.

A esto se suma que, según estos, las retransmisiones de contenidos pirateados no suponen un riesgo para la seguridad, siempre y cuando el usuario no instale aplicaciones adicionales, plugins, o códecs maliciosos. Otros hacen saber que Internet como tal es la fuente más común de malware, aunque los sitios web no son los únicos impulsores, ya que, por ejemplo, en el reciente ataque del ransomware WannaCry, que infectó millones de equipos, no se tuvo que visitar ninguna página web.

correos importantes Gmail

El problema con los sitios pirata es que es difícil saber quién está detrás de ellos, si visitamos YouTube o Vimeo, la mayoría saben cuáles son sus empresas matrices, pero en los portales pirata existe la posibilidad de que hayan sido creados por ciberdelincuentes que buscan infectar a los visitantes, o robar credenciales”, afirman los expertos consultados.

Por tanto es muy difícil saber hasta qué punto los sitios pirata puedan ser una fuente de malware, entre otras cosas porque muchos de ellos aparecen y desaparecen regularmente. Por otro lado hoy día el contenido de los sitios piratas se consume a través de dispositivos de última generación, por lo que el riesgo es menor que cuando las personas acceden a estos a través de un navegador web. Esto se debe a que estos servicios ofrecen streaming a través de los complementos de Kodi, por ejemplo, por lo que el usuario nunca llega a interactuar realmente con la página de contenidos, lo que reduce aún más los riesgos y minimiza drásticamente las posibilidades de que el usuario interactúe con anuncios falsos o enlaces engañosos.

Así, otra afirmación falsa del informe al que hacíamos mención, es que el streaming pone a los dispositivos en riesgo directo de infección, y aunque se han dado algunos casos en este sentido, han sido muy pocos en comparación con lo visto con otras prácticas de Internet. Pero este no ha sido el único caso en el que algunas organizaciones han tenido que echar mano de este tipo de mentiras para hacer llegar su mensaje, ya que campañas de este tipo ya se han llevado a cabo más veces en el pasado.

Para terminar, diremos que, cierto es que hay muchas razones para no dejar a los niños usar cajas configuradas para la piratería con total libertad, sobre todo porque podrían acceder a contenidos de adultos, pero claro, lo mismo puede decirse de YouTube o Facebook, e incluso de Internet en general.