Francia aprueba una ley que permite la vigilancia masiva en Internet sin orden judicial

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone

Cuando hablábamos de seguridad, terrorismo y libertad de expresión en Internet, explicábamos cómo Francia, tras el ataque a Charlie Hebdo, estaba recrudeciendo sus leyes de control en la red. Por aquella época habían aprobado una ley que les permitía bloquear sitios web de forma administrativa, sin necesidad de un juez. Dicha norma pronto se verá reforzada por una nueva ley que ha pasado el Congreso y verá luz verde próximamente en el Senado.

En concreto, la nueva Ley de Inteligencia permitirá que los servicios de inteligencia puedan leer los correos de un sospechoso, obligar a las operadoras a entregar información incluso proporcionar acceso sobre lo que hace una persona y también habilitar la vigilancia masiva de la red, es decir, recopilar metadatos en bruto de forma similar a lo que hace la NSA y tanta polémica ha causado.

Francia aprueba una ley que permite la vigilancia masiva en Internet sin orden judicial
Francia aprueba una ley que permite la vigilancia masiva en Internet sin orden judicial

No sólo quieren vigilar a usuarios sospechosos, sino también detectarlos. Los operadores de red tendrán que habilitar en sus sistemas una serie de “cajas negras” de algoritmos que, en cuanto detecten que una persona cumple ciertos patrones de comportamiento online (sitios visitados, búsquedas hechas y contactos con los que habla, por ejemplo), den la voz de alarma a las autoridades.

Vigilar a sospechosos, sí, pero también detectarlos en función de su comportamiento online

Pero ¿qué se entiende por usuario sospechoso? Aquí es donde se encuentra otra de las polémicas: el objetivo de la ley no es únicamente luchar contra el terrorismo, sino que las medidas propuestas en ella también se podrán usar para proteger “la independencia nacional, la integridad de Francia y la defensa nacional”, así como para “proteger intereses científicos, industriales y económicos”, evitar ataques contra las instituciones de la república y para luchar contra el crimen organizado.
En la ley hablan también Además de la vigilancia de Internet, ésta se extenderá a las comunicaciones en general. Podrán pinchar teléfonos y también instalar keyloggers y otro malware con el fin de acceder a lo que alguien hace en su ordenador. Todas estas operaciones serán revisadas por un comité que liderará el propio Primer Ministro. Éste explica que se trataba de algo “necesario y proporcionado”.

El comité encargado de encargar la vigilancia está liderado por el Primer Ministro y su decisión no tendrá que ser revisada por un juez

La ley ya ha recibido críticas
La ley, aunque ha sido aprobada con 438 votos a favor y tan sólo 86 en contra, ya está siendo criticada por algunos grupos pro-privacidad. La Cuadrature Du Net, uno de ellos, explica que “este es un paso atrás más respecto a la separación de poderes en Francia” y llama a los ciudadanos a que contacten con sus respectivos senadores para pedirles que voten en contra (recordemos que ahora tiene que pasar por el Senado pero no se espera que haya ninguna sorpresa).
Desde el propio periódico Charlie Hebdo han criticado también el texto aprobado: “Creo que las leyes oportunistas son siempre malas leyes”, explica el editor en jefe de la revista, que destaca que ya existen numerosas leyes que se pueden utilizar para luchar contra el terrorismo. De esa misma opinión es Cynthia Wong, abogada y miembro de Human Rights Watch: “el requerimiento de que las compañías de Internet usen cajas negras es una obligación que Rusia también tiene y Francia no es Rusia”, explicaba.

Fuente:http://www.xataka.com/

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone