Tropas estadounidenses expuestas por vulnerabilidad satelital

Vulnerabilidades en ciertas marcas de terminales de comunicaciones para acceder a datos de GPS pueden ser usadas para determinar la ubicación de  tropas militares

Algunas terminales de comunicación satelital utilizadas en despliegues militares en distintas ubicaciones son altamente vulnerables a una falla generalizada, de acuerdo con investigadores de seguridad en redes informáticas. El Departamento de Defensa menciona que ya se encuentra trabajando de manera conjunta con sus proveedores para solucionar las fallas.

Los investigadores de seguridad en redes informáticas que descubrieron las vulnerabilidades comentan que estas podrían ser utilizadas para interceptar las señales de GPS que revelan la ubicación de una terminal satelital y la ubicación de los soldados que la usen.

Las antenas de las terminales satelitales usan GPS, y algunas veces también se apoyan en instrucciones de sus operadores para apuntar al satélite correcto. Se supone que los datos de ubicación sólo son visibles para el operador a través del software de administración, pero los encargados de la investigación demostraron que es posible acceder a ese software de gestión de forma remota.

“Parte de la exposición de datos ocurrió debido a problemas de configuración incorrecta. No fue solo un problema con el producto”, mencionaron los especialistas en seguridad en redes informáticas. “El problema de configuración se puede reparar. De hecho, algunos de los problemas ya han sido resueltos”, mencionan portavoces del Departamento de Defensa.

Expertos en seguridad en redes informáticas del Instituto internacional de Seguridad Cibernética consideran explotar la vulnerabilidad representa un alto riesgo para los elementos de la milicia, pero las posibilidades de que la vulnerabilidad sea explotada son menores.

La investigación también sugiere que las terminales satelitales un poco más grandes, como las utilizadas en las operaciones marítimas, pueden ser manipuladas contra las personas cercanas utilizando ondas de radio con el fin de causar dolor. “Usando una cantidad específica de energía, es posible crear un escenario en el que se ve afectado el tejido biológico, al igual que los sistemas electrónicos y eléctricos. Esto puede usarse para causar quemaduras o provocar fallas en sistemas eléctricos”, añadieron los expertos.

Hace cuatro años, expertos en seguridad en redes informáticas ya habían revelado problemas generalizados en los sistemas de comunicaciones satelitales fabricados por las empresas Harris, Hughes, Cobham, Thuraya, JRC e Iridium.