Unión Europea multa a Google por incumplimiento contra leyes antimonopolio

El gigante tecnológico enfrenta la multa más cara de su historia

La Comisión Europea anunció hoy una multa contra Google de 4.3 mil millones de euros (5.04 mil millones de dólares) por incumplir políticas antimonopolio con Android, informan especialistas en seguridad informática y cursos de protección de datos personales.

Según la Unión Europea, Google rompió la regulación antimonopolio con respecto a la comercialización del sistema operativo Android de tres formas:

  • Google exigió a los fabricantes de teléfonos preinstalar su aplicación de búsqueda y la aplicación del navegador (Chrome), como condición para otorgar licencias a la PlayStore.
  • Google realizó pagos a ciertos fabricantes de teléfonos y operadores de redes móviles con la condición de preinstalar la aplicación Google Search exclusivamente en sus dispositivos.
  • Google evitó la preinstalación de aplicaciones de Google para fabricantes que vendieran dispositivos móviles que ejecutaran alternativas al uso de Android (llamados “Android forks”).

Expertos en cursos de protección de datos personales estiman que Google lleva realizando estas prácticas por al menos los últimos 10 años.

Cifra récord para una multa a empresa de tecnología en la historia de la Unión Europea

Esta es la sanción más grande que la UE haya impuesto a una empresa de tecnología, curiosamente, la marca anterior también pertenecía a Google. La UE multó previamente a Google 2.4 mil millones de euros (2.72 mil millones de dólares) por abusar de su posición dominante en el mercado para ajustar los resultados de búsqueda y favorecer su servicio de Google Shopping en detrimento de sus competidores directos.

La UE también está investigando a Google en otro caso antimonopolio relacionado con su servicio AdSense. Acorde a reportes de expertos en cursos de protección de datos personales, en julio de 2016, la UE concluyó de manera preliminar que Google abusó de su posición dominante en el mercado para restringir la publicación de anuncios de competidores de Google en diferentes sitios web.

La UE comenzó a investigar a Google en referencia al uso de Android después de una denuncia presentada en 2013 por FairSearch, una organización integrada por compañías como Microsoft, Nokia y Oracle, quienes celebraron el anuncio de la multa a Google, mencionando que “este proceso se prolongó por cinco años porque Google utilizó todos los trucos posibles para retrasar la acción. FairSearch está satisfecha por ver los resultados de la prácticas de competencia desleal”.