Descifran el código secreto de las impresoras a color que permite espiar a los usuarios

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone

Parece ciencia-ficción, pero en realidad no lo es. Tras el descubrimiento de los espionajes masivos de las comunicaciones por parte de los gobiernos de todo el mundo gracias a las filtraciones de Edward Snowden, cada poco tiempo se han descubierto nuevos planes de espionaje mundiales, cada vez más complejos y difíciles de haber imaginado, utilizados por gobiernos y organizaciones para espiar las comunicaciones y a los usuarios. Uno de los dispositivos más inofensivos utilizado para espiar a los usuarios son las impresoras a color.

Un equipo de investigación liderado por la EFF (Electronic Frontier Foundation) ha conseguido romper el código oculto detrás de las pequeñas series de puntos que algunas impresoras láser a color imprimían en los documentos. Los servicios secretos de Estados Unidos ya habían admitido dicho espionaje utilizando impresoras para ello, aunque hasta ahora no era posible conocer la información ni el código que se utilizaba.

Según el grupo de investigadores han podido demostrar, los puntos que estas impresoras incluyen en cada documento son de color amarillo, de menos de un milímetro de diámetro y se repiten idénticos en cada página de un mismo documento. Analizando el patrón utilizado se ha podido ver que estos puntos indican la hora y la fecha del documento, así como un número de serie utilizado para el seguimiento.

col parity

Para poder ver estos puntos es necesario utilizar una lupa o un microscopio, ya que a simple vista es imposible apreciarlos.

Prácticamente todas las marcas conocidas de impresoras láser a color incluyen estos puntos de seguimiento, tales como Xerox, Canon, HP o Brother, entre otras. En el siguiente enlace os dejamos la lista completa de impresoras, por la EFF, que incluyen dichos códigos en las impresiones.

Por el momento la EFF solo ha conseguido romper el algoritmo utilizado por las impresoras Xerox. Según los servicios secretos, estos códigos se utilizan solo en investigaciones relacionadas con investigaciones penales falsificadas. Según Xerox, solo los servicios secretos son capaces de descifrar los códigos para evitar abusos por parte de los gobiernos, sin embargo, lo más seguro es que este seguimiento también haya sido utilizado en varias ocasiones por el gobierno de Estados Unidos y por la NSA.

Cada fabricante incluye su propio algoritmo y se lo facilita únicamente (en teoría) a los servicios secretos del país, por lo que cada código es diferente de los demás. La EFF sigue estudiando los códigos del resto de fabricantes que, poco a poco, se irá haciendo público según se consigan descifrar.

Como podemos ver, incluso los elementos más inofensivos son utilizados para espiar, ya sea con fines de control como con fines de investigación de delitos penales. Lo peor de todo esto, sin duda, es ver como las empresas privadas hacen pactos con los gobiernos y con organizaciones gubernamentales para, entre todos, beneficiarse a costa de la privacidad de los usuarios convencionales.

Fuente:http://www.redeszone.net/

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone