Conocimiento pertenece al mundo Prácticamente todos los coches fabricados en el siglo XXI cuentan con un puerto conocido como OBD-II, que permite conectar un dispositivo (normalmente por Bluetooth)