Los videos cobrarán vida con la tecnología 5G

No sólo estará viendo una película, la película podrá verlo a usted también

¿Alguna vez se ha sentido en verdad aterrorizado por una película? Debe conocer la sensación de angustia al imaginarse en una situación parecida a la del protagonista de la película; ahora imagine  que la historia se adapta a usted, terror en tiempo real, ajustando la trama a su nivel de atención para lanzarle un susto de muerte. Expertos en forense digital del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética consideran que esto puede ser posible gracias a la tecnología 5G.

Cuando la mayoría de las personas piensa en 5G, imaginan una conexión con gran ancho de banda que permite descargar temporadas completas de sus programas favoritos en cuestión de minutos. Pero la tecnología 5G cuenta con un potencial mayor, siendo capaz de reinventar la forma de visualizar contenido multimedia, aunque también podría afectar a la privacidad del usuario.

Dan Garraway, cofundador de la compañía de video interactivo Wirewax, dijo en una entrevista: “actualmente, un video se hace de forma muy parecida a como se hace un show de TV. El cambio está en convertir un video en una experiencia de intercambio entre emisor y receptor. La audiencia interactúa con lo que ve y hace que las cosas pasen”.

¿Una película de terror hecha a la medida? Wirewax intentará implementar el video interactivo basándose en la cámara frontal del teléfono del usuario para realizar ajustes al contenido del video en tiempo real. Puede que ahora mismo suene a ciencia ficción, pero según reportes de expertos en forense digital, una de las principales características de 5G es la capacidad de establecer una conexión ultra sensible prácticamente sin lag, lo que significa que la red y los sistemas serían lo suficientemente rápidos para reaccionar ante estímulos físicos del usuario.

Los primeros smartphones compatibles con llegarán el próximo año y, aunque este tipo de contenido multimedia aún no existe, es un mercado con un enorme potencial, según estimaciones financieras. De acuerdo con los primeros pronósticos, la tecnología 5G impulsará los ingresos anuales de las aplicaciones de contenido multimedia hasta los 67 mil millones de dólares en una década.

Salto generacional

Antes de pensar en la imposibilidad de crear contenido interactivo con tecnología 5G, considere cómo el salto de 3G a 4G LTE cambió la forma en que accedemos a mucho contenido. El hecho de poder ver y subir el video en un dispositivo móvil reinventó la forma de ver la televisión además de la forma de hacer grandes negocios. Por ejemplo, hace una década, cuando Netflix estaba por completar su transición al streaming, sus ingresos anuales eran de 1.4 mil millones de dólares. Actualmente, sus ingresos anuales han crecido más de 10 veces, llegando a los 15.806 mil millones de dólares.

La disponibilidad de contenido generada por la tecnología 4G permitió una mejora masiva de la distribución de video, consideran expertos en ciberseguridad y forense digital. “Con la tecnología 5G, las nuevas formas de contenido multimedia pueden ser generadas por completo en un entorno de dispositivo móvil”, dice Jim Spare, director de operaciones de la empresa de video interactivo Eko.

El potencial de 5G para el video se basa en varios cambios importantes en la forma en que se distribuye y se crea el contenido. Las más importantes son la baja latencia o el tiempo de demora de respuesta de la red. El tiempo de demora con 4G es de aproximadamente 20 milisegundos, pero 5G se reduce a tan solo 1 milisegundo.

La tecnología 5G también es mejor para manejar grandes cantidades de datos. De acuerdo con estudios de especialistas en forense digital, el video ya es una de las actividades en línea con mayor volumen de datos, casi el 58% del tráfico en Internet del 2018. 5G no sólo aligera esa carga, sino que también puede hacer que los nuevos tipos de video sean accesibles.

“La velocidad y la capacidad de la tecnología 5G también hacen posible que el video se cree en tiempo real de acuerdo con las respuestas del usuario. A medida que las películas y los espectáculos sean generados por computadora, el contenido se vuelve más modificable”, menciona Garraway.