El nuevo lector de huellas al que no puedes engañar

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone

La empresa BitFlow ha creado una nueva tecnología que permite leer las huellas digitales de forma interna, lo que aumentará la seguridad de los sensores.

Estamos ante el nacimiento de algo revolucionario: la empresa BitFlow acaba de desarrollar un lector de huellas digitales que puede distinguir entre huellas falsas y auténticas. Los lectores de huellas típicos son bastante fáciles de engañar, pero esta nueva tecnología descarta el proceso actual en favor de un método que realmente “lee” el dedo de una persona por dentro.

Desarrollado en conjunción con científicos del Instituto Langevin de París —esto suena un poco L’Oreal, no es culpa nuestra—, este nuevo escáner captura de forma rápida y precisa lo que desde el equipo de desarrollo han querido llamar “huella digital interna“. Esta sería similar a las huellas que se pueden ver en la superficie de un dedo, con las mismas características topográficas, a pesar de residir medio milímetro dentro de la piel. Más aún, el sistema también tiene la capacidad de detallar los poros de la piel en un dedo, lo que lleva más allá los medios de identificación con los que cuenta.

BitFlow ha creado un nuevo estándar

Este mecanismo ha sido creado por el investigador Egidijus Auskorius del Instituto Langevin y por el profesor de insturmentos científicos Claude Boccara. Su sensor interno se ha basado en un sensor FF-OCT, que se diferencia de los sensores actuales en el tipo de lecturas que hace. Los que se utilizan a día de hoy hacen una lectura usando datos 3D y láseres, mientras que los FF-OCT se apoyan en un detector en dos dimensiones más fácil, rápido y barato de usar. Una imagen interna de una huella digital se puede capturar en menos de un segundo con esta tecnología, lo que es una bendición para la industria de lectores de huellas.

Los dispositivos móviles han sido los más recientes en adoptar lectores de huellasLos dispositivos móviles han sido los más recientes en adoptar lectores de huellas / Kārlis Dambrāns editada con licencia CC 2.0

Cuando se usa, el escáner analiza varios patrones de interferencia que se producen después de que un haz de luz se refleja en una muestra comparando los resultados con los de un haz de referencia. Por ejemplo, una vez que un haz de luz entra en contacto con un dedo y registra las interferencias en el sistema, puede ver los distintos patrones, marcas y poros asociados con la huella dactilar única de una persona. El haz de referencia —es decir sin interferencias— permite a los científicos leer las diferencias y tener una tabla con las marcas y patrones.

¿Qué estándares de lectores de huellas existen hasta ahora?

Hasta la fecha de hoy los estándares sobre los lectores de huellas se pueden dividir en dos tipos:escáneres ópticos y escáneres capacitivos.

  • Escáner óptico: son capaces de digitalizar una imagen de la huella. Los detectores ópticos utilizan la luz visible para procesar una plantilla biométrica. Consiste en colocar el dedo sobre una superficie de cristal iluminada por un diodo LED llamada la superficie de toque. Cuando las huellas del dedo tocan esta superficie, la luz se absorbe y entre los distintos niveles de la huella se produce la reflexión.
  • Escáner capacitivo: utiliza capacitores que usan las corrientes eléctricas generadas en vez de la luz. Nuestra piel es eléctricamente conductora, y cuando acercamos el dedo el campo eléctrico cambia, en concreto aumentando con la distancia. Estos son los que incorporan los teléfonos móviles.

Los lectores de huellas ya se usaban en entornos industrialesLos lectores de huellas ya se usaban en entornos industriales / Aviva West editada con licencia CC 2.0

Volviendo al nuevo sensor inventado por BitFlow, según se puede leer en el paper publicado al respecto, un estudio conducido por el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos descubrió que el uso de huellas falsas engaña a los lectores el 80% de las veces. Es un porcentaje altísimo en cualquier situación, y la colaboración entre BitFlow y el Instituto Langevin puede ayudar a los expertos en seguridad forense en gran medida.

Fuente:http://www.malavida.com/

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone