Puerta trasera en SPEI y el desfalco millonario

Pareciera que en México, los bancos pueden dejar caer datos de sus usuarios en manos de delincuentes sin que nada pase. Se han sabido de instituciones que han manejado el mercado de bonos y no ha habido consecuencias. Un recuento de los acontecimientos en los sistemas financieros en México, viene a nosotros debido a un nuevo escándalo; el SPEIgate.

spei.jpg

SPEIgate puso a prueba a servidores de algunos bancos y causo una pérdida de poco más de 300 millones de pesos. De acuerdo a expertos en seguridad informatica, desde el mes de abril se hicieron varios ataques en contra de tres bancos y una casa de bolsa, lo que llevo al desfalco de millones de pesos.

Los delincuentes aprovecharon vulnerabilidades de algunos de los servidores de las instituciones financieras, los cuales están conectados al sistema de pagos electrónicos interbancarios (SPEI), esto con el fin de crear cuentas falsas y realizar transferencias electrónicas.

Gran parte del dinero robado fue retirado en efectivo y el resto fue distribuido a cuentas que aun no se han podido identificar, poro las investigaciones indican que se encuentra en el territorio nacional.

Solo Banorte ha reconocido el ataque, aun que no menciono el monto total del desfalco, comento que sus usuarios no serán afectados. Esta no es la primera vez que las instituciones se enfrentan a un problema de fraude, en el que los trabajadores se ven inmiscuidos, comentaron los profesionales en seguridad informatica.

Marcos Martínez, presidente de la Asociación de Bancos de México, salió a tratar de explicar el fraude y cómo fue que los delincuentes penetraran los servidores. Por ahora se asegura que ningún cliente de las instituciones financieras han sido afectados.