Nueva función en Gmail: Envío de mensajes confidenciales auto destructibles

Esta nueva característica ya se encuentra disponible en aplicaciones para móvil

Google ha anunciado el lanzamiento de su ‘modo confidencial’, característica que permitirá establecer una fecha de autodestrucción en los correos electrónicos enviados desde dispositivos móviles.

Esta nueva característica llegó con el proyecto de rediseño de Gmail anunciado a principios de este año y se estableció de manera predeterminada para los usuarios de Gmail en julio pasado, mientras que los clientes empresariales de G Suite todavía tienen unos meses para hacer el cambio. Esta función de ciberseguridadahora está disponible en dispositivos móviles, anunció Google vía Twitter.

Google anuncia esta función de Gmail como una forma de proteger la información sensible al permitir que los usuarios establezcan una fecha de vencimiento para los mensajes individuales o la posibilidad de revocar el acceso a los mensajes ya enviados.

Acorde a expertos en ciberseguridad, la característica también evita que los destinatarios reenvíen, copien, impriman o descarguen el contenido de los correos electrónicos y permite a los usuarios solicitar a los destinatarios ingresar un código único enviado por SMS para ver el correo electrónico.

La función de autenticación está destinada a proteger la información en caso de que la cuenta de correo electrónico del destinatario fuera secuestrada.

Si bien el modo confidencial podría ayudar a evitar filtraciones de información, Google señala algunas advertencias. Por ejemplo, no impedirá que los destinatarios tomen capturas de pantalla o fotografías de los mensajes enviados; además, la confidencialidad podría verse comprometida si el destinatario usa una computadora infectada con malware.

Google está tratando con más cuidado el lanzamiento del modo confidencial para sus usuarios de G Suite, a pesar de llamar al modo confidencial como un “modo de administración de derechos sobre la información”. Actualmente, la función está desactivada de manera predeterminada en G Suite y los usuarios deben solicitar permiso a su administrador para acceder a ella.

Algunos expertos en ciberseguridad cuestionan el uso de la palabra ‘confidencial’, argumentando que esto hace pensar a los usuarios que el servicio brinda, efectivamente, una forma verdaderamente confidencial de compartir información, cuando en realidad no es así.

La organización Electronic Frontier Foundation (EFF) recientemente  acusó a Google de proporcionar “garantías engañosas de privacidad y seguridad” con la función de modo confidncial, lo que podría desviar la atención de los usuarios de formas efectivamente seguras de enviar mensajes privados. Su principal crítica es que Gmail no es un servicio encriptado de extremo a extremo, por lo que Google podría tener acceso a los mensajes.

En respuesta a las recientes preocupaciones en torno a las aplicaciones desarrolladas por terceros que gozan de acceso al contenido de los usuarios de Gmail, Google hizo hincapié en que nadie en Google lee los mensajes de Gmail, pero señaló que la empresa está dispuesta a realizar investigaciones y pruebas, de ser necesario, para saber sobre cualquier error o abuso de algún desarrollador.