Cómo evitar que un ransomware cifre un servidor de ficheros W2012

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone

El ransomware acapara numerosas publicaciones y se prevé que siga creciendo a lo largo de este 2016. De hecho, fue la amenaza con más crecimiento en el ámbito de la ciberseguridad en el último año, explotada por los ciberdelincuentes ya que de manera rápida les proporciona suculentos ingresos.

Aquí en WeLiveSecurity hemos hablado en numerosas ocasiones de las variantes de ransomware que aparecen para los distintos sistemas, desde equipos Android y Windows hasta incluso Mac OS X.

Aunque siempre debes confiar en tus soluciones de seguridad, que te protegen detectando las variantes de ransomware, existe una mínima franja de tiempo entre que aparecen algunas muestras y los sistemas son capaces de detenerlas; con ello en mente, te ofrecemos una pequeña guía de ayuda.

Cómo monitorear ficheros dentro de un servidor

Vamos a implementar una solución basada en el Administrador de recursos del servidor de archivos (File Server Resource Manager), conjunto de herramientas que permite administrar la cantidad y el tipo de datos almacenados en los servidores.

Esta opción está disponible de manera gratuita en Windows Server 2012, añadiendo simplemente las características correspondientes dentro del servidor de ficheros.

Comenzaremos en la selección de roles de servidor, seleccionando el administrador de recursos:

servidor-windows

administrador-recursos

El concepto a desplegar es sencillo: monitorizar los ficheros dentro del servidor. Para ello, introduciremos una serie de extensiones maliciosas empleadas por el malware para cifrar los archivos, poniendo un “señuelo” en esas carpetas para que en caso de infección, se detecte el proceso y se detenga.

Lo primero que debemos hacer es tener una lista de extensiones empleadas por el malwaremás o menos actualizadas.

Pongamos como punto de partida este listado:

*.*AES256
*.*cry
*.*crypto
*.*darkness
*.*enc*
*.*kb15
*.*kraken
*.*locked
*.*nochance
*.*oshit
*.*exx
*@gmail_com_*
*@india.com*
*cpyt*
*crypt*
*decipher*
*install_tor*.*
*keemail.me*
*qq_com*
*ukr.net*
*restore_fi*.*
*help_restore*.*
*how_to_recover*.*
*.ecc
*.exx
*.ezz
*.frtrss
*.vault
*want your files back.*
confirmation.key
enc_files.txt
last_chance.txt
message.txt
recovery_file.txt
recovery_key.txt
vault.hta
vault.key
vault.txt
*.aaa
*help_your_files*.*

En el Administrador de recursos creamos un grupo de archivos que incluya este tipo de extensiones:

crear-grupo-archivos

extensiones-grupo

El siguiente paso es crear una plantilla de actuación, en la que definiremos el comportamiento deseado ante la detección de un fichero con la extensión mencionada:

comportamiento-extension

Una de las opciones básicas es configurar un mensaje y cuenta de correo para notificar el incidente:

plantilla-filtro-archivos

A continuación sería una buena idea escribir un evento en el registro de Windows para reenviar posteriormente a un sistema de correlación SIEM o simplemente para efectos de control.

Claro que no solo queremos detectar una posible infección por ransomware, sino que queremosprevenir o mitigar las temidas consecuencias. Para ello, habilitamos una sesión de comandos al encontrar un cambio en los ficheros:

propiedades-filtro

El comando o los comandos que podemos ejecutar mediante este “disparador” o monitor soninfinitos. Podemos optar por apagar el servidor de ficheros, bloquear el acceso al usuario de red que ha intentado modificar los ficheros (el malware), o bloquear la dirección IP de entrada al servidor desde el equipo que origina la infección.

Particularmente prefiero apagar el servidor. Esto dejará a los usuarios sin servicio, pero es una manera radical de evitar la infección.

Por último, configuramos dónde queremos que se aplique el filtro:

donde-aplicar-filtro

Tenemos que ser conscientes de que este servicio de monitorización consume recursos en el sistema, y que en grandes entornos con miles y millones de ficheros podría producir penalizaciones en el rendimiento del servicio.

Para ello empleamos un pequeño truco. En los sistemas Windows el guion bajo (­_) es el primer carácter que aparece en una ordenación, por lo que creamos una carpeta con este nombre y será la que sea monitorizada.

A efectos prácticos en caso de producirse una infección, el proceso de cifrado comienza por la carpeta “señuelo”.

En un entorno real, se produce un lapsus de tiempo entre que el malware comienza a cifrar la carpeta señuelo, ejecuta el comando deseado (apagar) y se apaga el equipo o se ejecuta cualquiera otra opción, por lo que tenemos que contar con 5/10 ficheros cifrados.

Este es un pequeño defecto en el concepto, aunque en un entorno de millones de ficheros es unmal menor, que seguro estamos dispuestos a pagar por evitar el temido cifrado del servidor de ficheros.

Para terminar, podemos ver cómo se ha producido el correspondiente registro en el visor de eventos. En esta prueba, un simple cambio manual de nombre de fichero:

cambio-nombre-fichero

Como verás, existen distintas formas de combatir amenazas como el ransomware, aunque siempre la preferible es prevenirlo aplicando consejos de seguridad y buenas prácticas. En caso de una infección, recuerda no pagar el rescate que te exijan, para no alimentar la conducta criminal.

Para más información, mira este video sobre ransomware:

Fuente:http://www.welivesecurity.com/

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone