Utilizan de nuevo un pantallazo azul falso de Windows para instalar malware

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone

Las argucias de los ciberdelincuentes no tienen límites y cada vez son más astutos a la hora de conseguir que los usuarios descarguen malware en sus equipos. En esta ocasión, se están ayudándo del pantallazo azul de Windows para engañarlos y hacerlos creer que el equipo tiene un problema.

En esta ocasión, los ciberdelincuentes recurren a la ingeniería social para engañar a los usuarios y provocar que estos caigan en el engaño. En un principio, la estafa se distribuye haciendo uso de anuncios y páginas web hackeadas o falsas, mostrando al usuario este contenido pero siempre haciendo uso del navegador.

Se trata de una versión menos sofisticada de una estafa de la que ya hemos hablado con anterioridad y que llegaba al equipo del usuario gracias a un instalador. Una vez este era ejecutado, se mostraba al usuario un salvapantallas con una imagen de un pantallazo azul, haciendo creer al usuario que el equipo había sufrido un problema. Mientras tanto, el malware se encargaba de robar los datos almacenados en el disco duro del equipo.

En esa ocasión, resultaba bastante más complicado identificar que se trataba de un fake, sin embargo, en esta es mucho más evidente aunque varias empresas de seguridad confirman que hay usuarios afectados por la misma.

Error 333

Descargar una aplicación que promete resolver el pantallazo azul

Existen dos versiones de la estafa: la primera ofrece al usuario un número de teléfono al que debe llamar para resolver el problema, o bien descargar un software que a priori resuelve el problema.

Evidentemente, ninguno de los dos casos pone solución al falso problema. En la primera de las opciones, el número es un servicio de tarificación especial, y como consecuencia la tarifa telefónica del usuario se verá incrementada.

La segunda opción es la más habitual, animando al usuario a descargar un instalador de una aplicación que promete resolver el problema. Sin embargo, al descargar el ejecutable se realiza la descarga de un malware destinado a facilitar la llegada de más contenido no deseado, sobre todo barras de herramientas para navegadores y adware.

La llegada de todo este software se saldará con una pérdida de rendimiento considerable en el equipo y la imposibilidad para navegar en Internet de forma correcta o el uso de determinados programas en el equipo.

Sin embargo, la existencia de una herramienta de seguridad en el equipo podría evitar este problema y evitar que la amenaza se instale y por lo tanto evitar que se produzca la llegada de más contenido no deseado.

Fuente:http://www.redeszone.net/

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone