Grupo Five Eyes exige acceso a datos de sospechosos de crímenes vía backdoors en el cifrado

El grupo amenaza con tomar medidas legales

Los países miembros de la alianza Five Eyes han amenazado con implementar legislación si los proveedores de tecnología no colaboran con las autoridades para romper el cifrado de extremo a extremo en casos específicos donde se busca información privada sobre sospechosos de actividad criminal, reportan especialistas en hacking ético del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética.

La asociación de cinco países integrada por Reino Unido, Estados Unidos, Australia, Canadá y Nueva Zelanda se reunió en el continente oceánico la semana pasada con ministros de seguridad nacional, seguridad pública y de inmigración y fiscales generales. Las declaraciones conjuntas publicadas después del cierre de la cumbre aumentaron la tensión sobre un tema en el que las fuerzas del orden y agencias de inteligencia y los especialistas en tecnología se encuentran en disputa.

“La creciente brecha entre la capacidad de las fuerzas del orden para acceder legalmente a los datos en dispositivos digitales y su capacidad de adquirir y utilizar el contenido de esos datos es un asunto internacional que requiere atención urgente y constante, además de un debate informado sobre la complejidad de los problemas e intereses en cuestión”, menciona el comunicado emitido por Five Eyes. “De no ser así, las decisiones judiciales sobre el acceso legítimo a esta  información se vuelven cada vez más insignificantes, amenazando con socavar los sistemas de justicia establecidos en nuestras naciones democráticas”.

Expertos en hacking ético reportan que esta alianza multinacional demanda que los proveedores de tecnología como Apple, Facebook y otros brinden “soluciones de acceso legal” a sus productos para que puedan solicitar información privada en los casos en que un tribunal o autoridad independiente haya autorizado dicho acceso en base a estándares legales establecidos.

Sin embargo, como han dicho una y otra vez diversos especialistas en cifrado, tales soluciones no se pueden diseñar sin desestimar la seguridad de dichos servicios para cientos de millones de usuarios y empresas que usan estos servicios para fines legítimos; se reporta que Five Eyes incluso ha escrito a Christopher Wray, jefe del Buró Federal de Investigaciones (FBI) con el propósito de diseñar un marco legal bajo el que se pueda permitir esto, en una clara muestra de presión sobre las autoridades federales estadounidenses.

“Si los gobiernos continúan encontrando impedimentos para el acceso legal a la información necesaria para ayudar a la protección de los ciudadanos de nuestros países, podemos aplicar medidas tecnológicas, de cumplimiento, legislativas o de otro tipo para lograr soluciones de acceso legal”, advirtió el comunicado.

Según expertos en hacking ético, una alternativa propuesta en Alemania es permitir a las agencias policiacas hackear los dispositivos de los sospechosos, evitando así la necesidad de que los prestadores de servicios tecnológicos implementen backdoors en el cifrado de extremo a extremo.