Ataque informático a LabCorp Impacta procesos de prueba

Cada vez más ataques contra el sector salud

Especialistas en cursos de protección de datos personales investigan un ataque informático en la red TI de la firma de pruebas de laboratorio médico LabCorp, el ataque forzó a la empresa a cerrar temporalmente sus sistemas, lo que impactó temporalmente sus procesos de prueba y el acceso de los clientes a los resultados de laboratorio.

En un comunicado la empresa afirmó haber “desconectado de inmediato ciertos sistemas como parte de su estrategia para contener el ataque, lo que afectó temporalmente el procesamiento de pruebas clínicas y el acceso de los clientes a las mismas durante el fin de semana. LabCorp ya trabaja para restaurar la funcionalidad completa del sistema lo más rápido posible, las operaciones de prueba se reanudaron sustancialmente y se anticipa que los sistemas y funciones adicionales sean restauradas durante los próximos días”.

Acorde a los especialistas en cursos de protección de datos personales encargados del análisis, algunos clientes de LabCorp Diagnostics podrían experimentar breves retrasos en la entrega de sus resultados de laboratorio mientras la compañía restaura por completo sus funciones. La compañía agrega además en su comunicado que “la actividad sospechosa se detectó sólo en los sistemas de diagnóstico de LabCorp. No hay indicios de que afecte a los sistemas de investigación o desarrollo de productos”.

Ataques persistentes

Según reportes de expertos en cursos de protección de datos personales del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética, el hackeo en LabCorp es una muestra de la oleada de ataques informáticos contra una gran entidad de empresas del sector de la salud.

De hecho, los ataques al sector salud, desde ransomware hasta el robo de bases de datos, se presentan cada vez con mayor frecuencia. En algunos ataques de ransomware contra este sector, los hackers recurren primero a las copias de seguridad y comprometen el acceso a estas copias a los proveedores, lo que lleva a los especialistas en seguridad informática a pensar en que estos ataques ponen en un riesgo cada vez mayor la estabilidad de la infraestructura de estas empresas, y por ende la de los pacientes.

Según estimaciones del FBI, el sector hospitalario ha perdido este año alrededor de 2.3 millones de dólares en ataques de ransomware.