Este pen drive es capaz de destruir cualquier producto electrónico en segundos

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone

USB Killer 2.0 es un pequeño lápiz de memoria USB capaz de destruir cualquier ordenador mediante una descarga eléctrica de más de 220 voltios.

Los hackers y demás aficionados a la tecnología frecuentan la experimentación en la modificación de dispositivos electrónicos. A veces con buenas ideas en mente, otras veces con el objetivo de hacer “el mal”. Este último es el caso del USB Killer 2.0, un dispositivo desarrollado por Dark Purple que afirma destruir cualquier dispositivo electrónico con un puerto USB incorporado.

usb killer v2.0

¿Cómo logra esto? Muy resumidamente, el dispositivo hace uso de un convertidor DC/DC (corriente continua) y una serie de condensadores (dispositivos eléctricos que almacenan energía eléctrica en su interior). Cuando el USB Killer es conectado al puerto USB del ordenador, se inicia una transmisión de corriente eléctrica a los condensadores, la cual finaliza cuando estos alcanzan unos niveles determinados de carga. Una vez llegados a este punto, el condensador deja de absorber energía y se transforma en una fuente de tensión, realizando de forma instantánea una descarga de 220 voltios sobre el puerto USB al que está conectado –el voltaje máximo soportado por un puerto USB es de 5 voltios–.

¿Funciona este proceso? Tal y como pueden ver en el siguiente vídeo, sí, este USB Killer es capaz de destruir un portátil Lenovo Thinkpad X60 en cuestión de segundos —concretamente, los que tarda el pen drive en cargarse y en reproducir la descarga eléctrica sobre los terminales del puerto USB—. Su autor afirma que este dispositivo no solo es capaz de destruir ordenadores, sino también televisiones, consolas e inclusos teléfonos móviles que cuenten con la tecnología USB OTG (USB On The Go).

Anteriormente, Dark Purple ya creo un USB Killer 1.0, el cual partía de la misma base. La diferencia es que la descarga que realizaba sobre los puertos USB era de 110 voltios, provocando, por lo tanto, un efecto menos devastador que esta segunda versión.

En el caso del Lenovo Thinkpad X60, el componente dañado por la descarga de tensión fue la placa base, librándose de daños otras partes como el disco duro. No obstante, la magnitud del daño provocado varía en función del dispositivo al que lo conectemos. Si se trata de un teléfono móvil, por ejemplo, el impacto será mucho mayor (considerando que todos los componentes del teléfono están soldados e incorporados en la propia placa base). No obstante, lo que sí asegura este USB Killer es que cualquier dispositivo al que sea conectado tendrá que pasar por un taller de reparación si desea volver a funcionar con normalidad.

Fuente:http://hipertextual.com/

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone