Autoridades federales acusan a 7 rusos de hacking

Los acusados habrían desplegado diversos ataques

El Departamento de Justicia de EU (DOJ) reveló haber comenzado un proceso penal en el que acusa a siete ciudadanos y residentes rusos de hacking, fraude electrónico, robo de identidad y lavado de dinero, reportan especialistas en forense digital del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética.

El proceso de un gran jurado en el distrito occidental de Pensilvania acusa a los hombres de perpetrar “intrusiones informáticas persistentes y sofisticadas” contra múltiples víctimas en los Estados Unidos y en el extranjero destinados a promover los intereses estratégicos del gobierno ruso.

Todos los acusados son presuntos miembros de la Dirección Principal de Inteligencia de Rusia, también conocida como GRU.

“Estamos acusando a siete oficiales de GRU por varios delitos graves, incluido el uso de hacking para difundir la información personal de cientos de oficiales y atletas como parte de un esfuerzo por distraer la atención del programa de dopaje patrocinado por el estado ruso”, dijo el Fiscal Federal Jeff Sessions. Acorde a reportes de expertos en forense digital, los acusados habrían atacado a varios ciudadanos y organizaciones estadounidenses, como la Agencia Nacional Antidopaje.

La acusación formal dice que cinco de los oficiales de GRU prestan servicio en la unidad militar de élite 26165, también llamado Centro Principal de Servicios Especiales GRU 85, que presuntamente dirige operaciones de alto riesgo de ciberespionaje, los acusados son:

  • Aleksei Sergeyevich Morenets, 41 años
  • Evgenii Mikhaylovich, Serebriakov, 37 años
  • Ivan Sergeyevich Yermakov, 32 años
  • Artem Andreyevich Malyshev, 30 años
  • Dmitriy Sergeyevich Badin, 27 años

“Las acciones de estos siete hackers, todos trabajando como funcionarios del gobierno ruso, deben ser considerados actos criminales que han dañado a personas inocentes y a la economía de los Estados Unidos, así como a otras organizaciones internacionales”, dijo el director del FBI, Christopher Wray.

Los gobiernos de Reino Unido y Holanda han vinculado la unidad militar 26165 a los intentos de interferir en las investigaciones que se están llevando a cabo no solo en el programa de dopaje de atletas de Rusia, sino también en la investigación del derribo del vuelo MH17 de Malasya Airlines.

“La unidad 26165 parece ser bastante antigua, por lo que podemos inferir por las fuentes disponibles”, dijo Andrei Soldatov, un experto en forense digital y operaciones cibernéticas de Rusia. “Probablemente ha existido desde los años 70, y se conocía como una unidad que trata con la criptografía”.

Cada uno de los siete presuntos culpables ha sido acusado de un cargo de conspiración para cometer fraude y abuso informático, que conlleva una sentencia máxima de cinco años en prisión, uno de ellos además ha sido acusado de conspiración para cometer fraude y conspiración para cometer lavado de dinero, delitos que ameritan una sentencia máxima de 20 años. Cinco de los sospechosos, Morenets, Serebriakov, Yermakov, Malyshev y Badin, también han sido acusados de dos cargos de robo de identidad agravado, que conlleva una sentencia máxima de dos años en prisión. Yermakov también ha sido acusado de cinco cargos de fraude electrónico, que conlleva una sentencia máxima de 20 años.