Vibradores hackeados

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone

Ahora que hasta las máquinas de café están conectadas al wifi, llegar a los juguetes sexuales inteligentes era solo cuestión de tiempo. De hecho, la gente ya llevaba tiempo planteándoselo: en 1975, el pionero americano de la tecnología de la información, filósofo y sociólogo Ted Nelson ofreció al mundo una nueva palabra: teledildónica. Dicho vocablo hace referencia a la tecnología que ayuda a las parejas a sentirse cerca sin importar lo lejos que estén en realidad.

daily dot

Entonces, ¿cómo hacer que un objeto tan simple y eficiente como un vibrador sea “nuevo y mejor”? Con las fantásticas características del mundo de la electrónica, claro. Hoy en día, la gente puede comprar juguetes sexuales que se sincronicen con e-books eróticos, que cuenten concaracterísticas de control remoto, que estén equipados con una cámara integrada… y, bueno, otros muchos dispositivos interesantes.

También hay vibradores para parejas, por ejemplo: el We Vibe 4 Plus lleva dos años en el mercado, pero no ha sido noticia hasta hace poco. Esta es la historia de unos desarrolladores de productos íntimos que no valoran la privacidad de sus clientes.

¿Qué ha pasado?

La empresa que produce el We-Vibe 4 Plus se llama Standard Innovation y asegura que dicho dispositivo es el vibrador número uno entre las parejas de todo el mundo. En comparación con el modelo base, el We-Vibe 4, la versión Plus puede controlarse por control remoto mediante una aplicación que se instala en los teléfonos móviles de la pareja. Los usuarios pueden crear listas de diferentes secuencias de intensidad y frecuencia de vibración.

Todo eso está muy bien, pero hay un problema: la misma aplicación guarda un diario de la vida sexual y lo comparte con el desarrollador.

Dos hackers neozelandeses llamados @goldfisk y @rancidbacon analizaron el dispositivo y presentaron sus resultados en la conferencia del DEF CON 2016 de Las Vegas. Descubrieron vulnerabilidades en la aplicación que, entre otras cosas, podían usar para activar el vibrador. Quizá no parezca tan peligroso como hackear una planta química o una central nuclear, pero sigue siendo horrible de imaginar.

@RancidBacon en DEF CON: “La activación no deseada de un vibrador puede considerarse una agresión sexual en potencia”.

Piénsalo: dos millones de personas tienen un dispositivos We-Vibe 4 Plus y cada una de ella está en riesgo.

vibrator-hacked-featured

El hackeo es solo una teoría, pero no lo es el hecho de que el desarrollador recopile información sobre la temperatura del dispositivo y las diferentes vibraciones. Como consecuencia, los empleados de la empresa pueden saber cuándo y con qué frecuencia los usuarios usan sus vibradores, incluso cuáles son los modos que prefieren (el famoso “echo”, el “cha-cha-cha” o una lista personalizada).

El presidente de Standard Innovation, Frank Ferrari, declaró a Fusion que la compañía recolecta la información para mejorar sus dispositivos y comprender cómo los utilizan. Durante dos años, los usuarios de We-Vibe 4 Plus ha tomado parte sin saberlo en una especie de espectáculo sexual para un pequeño círculo de personas: los empleados de Standard Innovation.

json

Los términos y condiciones de We-Connect no explican cuál es la información que recopila la aplicación ni la finalidad. A la vez, la compañía se reserva el derecho de compartir dicha información con la policía en el caso de que se solicitara, lo que supone un problema porque en algunos países autocomplacerse es ilegal.

Consejos y conclusiones

El Internet de las Cosas en general y la teledildónica en particular son una industria muy joven. Los desarrolladores de dispositivos inteligentes subrayan las “nuevas y estupendas características” y dan menos importancia a la seguridad de los usuarios. Por ello recomendamos cautela cuando compres un dispositivo inteligente, en especial cuando se trate de juguetes sexuales. ¿De verdad necesitas que tu vibrador se conecte a Internet?

Si es que no, compra uno diferente. Pero si resulta que ya eres uno de los “afortunados” propietarios del We-Vibe 4 Plus, no tienes que tirarlo solo porque el desarrollador se exceda. En lugar de ello, activa el modo avión de tu teléfono cuando lo utilices (pero estarás renunciando al control remoto).

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone