Tesla impide al hacker del iPhone y la PS3 comprar un Tesla Model S por miedo

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone

El software de vehículos autónomos de Tesla es uno de los más avanzados del mundo, debido sobre todo a la gran cantidad de vehículos de la marca que lo utilizan, de los cuales pueden obtener una gran cantidad de datos. El sistema de Autopilot de Tesla ya va por su versión 2.0, contando con 8 cámaras, un radar y sensores 360º.

GeoHot, el hacker del iPhone y la PS3, quería hacerse con un Tesla Model S

A pesar de ser de los más avanzados, el sistema de Tesla no es el único en coches autónomos. También Google y otros fabricantes de vehículos están trabajando en este segmento, al igual que otras startups como “comma.ai”. Esta empresa es de la que forma parte GeoHot, un conocido hacker que se popularizó por haber pirateado la PS3, o haber sido el primero en desbloquear el iPhone con blackra1n.

george-hotz

La empresa comma.ai ha tenido rivalidad con Tesla desde el año 2015. En diciembre de ese año, GeoHot publicó un email en el que habló con Elon Musk para diseñar el nuevo Autopilot, en detrimento de MobilEye, que eran los fabricantes de la primera versión. Tesla dijo que iban a seguir utilizando la tecnología de MobilEye porque eran los más avanzados del mundo. Un año después, Tesla dejó de usar los servicios de MobilEye para la segunda generación del Autopilot, que entró en funcionamiento el pasado mes de octubre.

Comma.ai busca convertirse en el Android de los coches

El sistema de conducción autónoma de comma.ai sólo funciona de momento en dos coches que inicialmente no estaban preparados para este sistema. Éste es muy similar en funcionalidades a la primera versión del Autopilot de Tesla, con una cámara delantera y un radar. Comma.ai busca ser el sistema operativo abierto para coches autónomos, algo similar a lo que es Android.

tesla-model-s-hacker

Por ello, GeoHot quiso comprar un Model S 60 con Autopilot 2.0. Tesla no puso ningún impedimento a ello, pero retrasó la recogida del coche para llamar a GeoHot y recordarle que el robo de propiedad intelectual es un delito, dejando intuir que irían tras él si copiaba algo del coche de Tesla. GeoHot se tomó esto como una amenaza, y canceló la compra del coche en el último momento antes de recogerlo, teniendo miedo de que le señalaran desde la empresa. Tesla impidió ya en una ocasión la compra de un coche de Tesla a un bloguero que escribía entradas subidas de tono sobre la empresa de Elon Musk.

GeoHot afirmó que en ningún momento quería copiar los sistemas del coche, sino que quería probar su software openpilot con los medios técnicos con los que cuenta el coche, con el fin de poder lanzar su software para el coche y que los usuarios pudieran instalarlo. El motivo de utilizar un Tesla Model S es que no hay ningún coche más avanzado que este en la actualidad en el campo de los coches autónomos. En la actualidad ya hay modificaciones del Autopilot de Tesla que permiten, entre otras cosas, reducir el número de alertas en el caso de no llevar las manos en el volante.

Gracias a esta jugada, Tesla se evita la preocupación de que GeoHot hackeé hasta el más mínimo detalle del coche, así como evitan que los usuarios instalen un software alternativo en el coche, el cual puede llegar a causar problemas por no haberse probado lo suficiente.

Fuente:https://www.adslzone.net/

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone