¿Móvil hackeado o micrófono en el maletín?

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone

Mientras continúan saliendo a la luz las conversaciones entre Fernández Díaz y De Alfonso, los investigadores barajan varias hipótesis.

El responsable de la Oficia Antifrau de Catalunya, Daniel de Alfonso, lleva días asegurando que él no grabó sus conversaciones con el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en 2014. Mucho menos que fuera el responsable de filtrárselas a ‘Público’ para su difusión. La investigación está centrada ahora en saber cómo pudieron grabarse las reuniones. La policía judicial maneja varias hipótesis, pero las que parecen tener más fuerza son las que hacen referencia a que De Alfonso tendría su teléfono hacheado o un micrófono pegado en su maletín.

El propio responsable de Antifrau aseguró este jueves que alguien colocó “un micrófono oculto en el despacho oficial del ministro para grabar la conversación entre ambos”. El objetivo sería utilizarlo contra él, porque “al único que perjudica esto es a mi; todo el mundo busca mi cabeza”, aclaró en Antena 3. La teoría de De Alfonso se sustenta en que la conversación se oye con una “nitidez absoluta y eso no se consigue con un móvil”. Además, matizó al decir que él siempre deja su teléfono dentro del maletín cuando está en una reunión.

Hoy el diario ‘La Razón’ señala que los encargados de investigar la filtración han añadido la posibilidad de que “un experto en la materia” colocara micrófono oculto en el maletín de De Alfonso. Aunque para eso habría que investigar quién pudo tener acceso a la cartera del responsable de Antifrau en los días previos a sus reuniones con el ministro. O si, como insinuó ayer De Alfonso en el Parlmanent, alguien entró en su domicilio para instalarle el micrófono. En este punto también sería clave averiguar quién tuvo acceso a la agenda de los interlocutores para saber cuándo se iban a reunir.

Las conversaciones filtradas puede costarle el cargo a De Alfonso
Las conversaciones filtradas puede costarle el cargo a De Alfonso (Quique García / EFE)

Daniel de Alfonso cree también que su móvil fue monitorizado por la Policía Nacional, ya que él mismo lo entregó para que fuera examinado y descartar así que estuviera manipulado. Sin pelos en la lengua sugirió que fueran los policías los que hackearon su teléfono para que ejerciera de micrófono durante sus actos con el ministro.

El diario ‘Público’ asegura tener en su poder dos audios de sus encuentros el 2 y 16 de octubre de 2014. Uno de cuatro horas y otro sólo de dos. Se desconoce por el momento cómo llegaron las grabaciones a su redacción y cuál fue la estrategia para conseguirlas.

Tal y como apuntó ayer ‘La Vanguardia’, en el despacho de Fernández Díaz no hay inhibidores de frecuencia, ni un jarrón donde esconder un micrófono como en las películas de espías. Lo que sí realiza periódicamente es un barrido de seguridad para comprobar que no hay nada extraño en el lugar.

 Fuente:http://www.lavanguardia.com/
Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone