McAfee quiere hackear iOS por el bien de la humanidad

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone

El Gobierno de Estados Unidos quiere recurrir a una ley de 1789 para obligar a Apple a abrir una puerta trasera (back door) en iOS. El objetivo es dotar a FBI de las herramientas necesarias para recuperar toda la información oculta en el iPhone de uno de los autores de la masacre de San Bernardino en la que murieron 14 personas. John McAfee se ha pronunciado al respecto y ha publicado una contundente carta valorando la idea del Gobierno en el diario Business Insider.

Multitud de expertos en la industria de la seguridad informática llevan años advirtiendo de que las puertas traseras en el software sirven tanto al FBI como a los cibercriminales. Los códigos nucleares, por ejemplo, pueden quedar expuestos por completo. McAfee avisa de que Estados Unidos se arriesga a perder su supremacía como potencia mundial. Desarmar los sistemas de seguridad es una solución ingenua que se fundamenta en la creencia de que los enemigos del país respetarán honorablemente el desarme cibernético.

Imagen de John Mcafee encendiendo un cigarro con un billete

El FBI formula exigencias sin conocer las consecuencias de lo que pide. Tim Cook, el CEO de Apple, también valoró la polémica iniciativa: “El Gobierno quiere usar este instrumento una sola vez en un teléfono. Pero esto no es cierto. Una vez creada [la puerta trasera], la técnica podría ser utilizada una y otra vez, en cualquier dispositivo. En el mundo físico sería el equivalente a una llave maestra capaz de abrir cientos de millones de cerraduras”.

Según McAfee, no importa lo que diga el Gobierno. Si consigue lo que se propone, con el tiempo, se abrirá una brecha en toda la encriptación y el mundo tal y como lo conocemos estará condenado. El FBI asegura que protegería la puerta trasera de iOS pero, a largo plazo, el secreto de Apple acabaría en manos enemigas. “Hay manzanas podridas en todas partes y no necesariamente tienen que estar en el Gobierno de Estados Unidos. Unos cuantos millones de dólares, algunas mujeres (u hombres) hermosas y un viaje en yate al Caribe podría ser todo lo necesario para que nuestros enemigos tengan pleno acceso a nuestros secretos” dice elfundador de McAfee.

Reunión de hackers en Berlín

Participantes en el 28 (2011) Chaos Communication Congress, una conferencia de hackers en Berlín. | cc:businessindiser

El excéntrico genio de la seguridad informática se pregunta por qué el FBI no hackea el iPhone del criminal por sí solo. “¿Por qué los mejores hackers del planeta no trabajan para el FBI”. Él dice saber la respuesta: “porque el FBI no va a contratar a un tipo con una cresta de 24 pulgadas de color púrpura, perforaciones en el oído y la cara tatuada”. “Una habitación llena de graduados de Stanford no puede competir con un verdadero informático que ni siquiera esté educado en una gran escuela”.

Para concluir con el desaguisado, McAfee propone descifrar él mismo (con su equipo de profesionales con cresta púrpura) y de forma gratuita toda la información guardada en el teléfono del criminal de San Bernardino. Dice que usarán técnicas de ingeniería social y que el proceso les llevará poco más de tres semanas. Hace esta oferta para evitar que el Gobierno sitúe a Apple contra la espada y la pared en un episodio que califica como “el principio del fin de América”.

Source:http://computerhoy.com/

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone