Han logrado hackear el autopilot de Tesla para engañarlo en la detección de objetos

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone

Todos recordamos el accidente fatal que puso en la mira a Tesla y su sistema de asistencia en la conducción, el que suele confundirse con sistema de conducción autónoma, esto ha ocasionado una gran cantidadde investigaciones así como un accidente posterior; pero esto no detiene a Elon Musk en su búsqueda por desarrollar un programa de coches autónomos y compartidos durante los próximos diez años.

Ahora dentro de las investigaciones paralelas y no oficiales que han surgido en torno al accidente del Model S con autopilot, un grupo de Investigadores de la Universidad de Carolina del Sur, la Universidad de Zhejiang y la compañía de seguridad china Qihoo 360 han encontrado la manera de confundir de forma intencional los sensores del piloto automático, con el objetivo de hacerle creer al coche que no hay nada a su alrededor cuando no es así.

Por fortuna no es nada fácil

La idea detrás de este hackeo es tratar de reproducir el accidente del pasado 7 de mayo donde una persona perdió la vida, y hasta el momento han conseguido engañar a todos los sensores de un Tesla Model S para que detecte objetos que no existen y viceversa, no detecte nada aunque esté rodeado de otros coches o personas, algo que en teoría podría poner en peligro a los ocupantes del vehículo y a otras personas.

Los resultados de la investigación serán dados a conocer durante la próxima conferencia de hackers DEF CON. Mientras tanto ya han adelantado que no es algo que cualquier persona pueda realizar de un día para otro, ya que se necesita de al menos dos generadores de señales de radio fabricados por Keysight Technologies, los cuales tiene un precio de 90.000 dólares cada uno, además de dispositivos de interferencia para confundir a los sensores ultrasónicos del Model S.

Como vemos en el vídeo, las pruebas se realizaron bajo condiciones donde el coche estaba inmóvil, ya que la idea es demostrar que cualquier sistema por más seguro que nos lo quieran vender está propenso a ser hackeado, algo que deben tener en cuenta todas la compañías que actualmente están trabajando en desarrollos para coches autónomos.

Fuente:http://www.xataka.com/

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone