Hackers roban 16 millones de dólares a EA a través de FIFA

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone

El Departamento de Justicia de EEUU arrestó al cabecilla del grupo y tras juzgarlo lo ha señalado como culpable.

Estamos acostumbrados a relacionar los fraudes y robos digitales con entidades bancarias y empresas relacionadas con el mundo de la inversión, es normal, puesto que la gran mayoría de delitos de este tipo suelen tener el mismo objetivo. Pero en esta ocasión la historia cambia y la estafada pasa a ser una compañía de videojuegos, para ser más exactos una gran firma del sector, como es Electronic Arts.

Según hemos podido conocer en Engadget la compañía de videojuegos ha denunciado el robo de 16 millones de dólares a través de su conocido juego FIFA. Los responsables de la fechoría, que ya han sido encontrados culpables, son un grupo de hackers norteamericano.

¿Objetivo fácil?

Lo curioso de todo este asunto es que no es la primera vez que el juego de fútbol de EA se ve envuelto en casusas legales. Este mismo año asistimos a una causa legal contra youtubers del Reino Unido por utilizar las monedas del FIFA para organizar una especie de lotería virtual.

Esas mismas monedas son las que habrían servido a Anthony Clark, de 24 años y oriundo de California, para realizar el fraude virtual y terminar obteniendo 16 millones de dólares. Clark es el cabecilla del grupo de hackers que ha sido detenido como culpable del fraude.

El juego FIIFA les sirvió para el fraude

El juego FIIFA les sirvió para el fraude

El engaño ha sido posible de realizar gracias a la creación de un software propio, dicho programa le hacía creer a los servidores de EA que los hackers jugaban miles de partidas al FIFA por segundo, obteniendo unas ganancias estratosféricas en la moneda virtual del juego. Posteriormente, y según indica el Departamento de Justicia Americano, los defraudadores cambiaban esa moneda virtual por otras en mercados virtuales secundarios.

Parece ser que una de las cosas que ha hecho posible arrestar a Anthony Clark ha sido el alto tren de vida que comenzó a llevar con las ganancias obtenidas con su fraude. El muchacho empezó a comprar coches y casas de forma que hizo saltar las alarmas de quienes le rodeaban por el posible origen del dinero.

Ahora la pregunta que nos hacemos es si estamos ante casos aislados de fraude o verdaderamente hemos entrado en una época en la que los delitos virtuales pueden comenzar a ser mayoría contra los delitos cometidos en la vida real. Sobretodo en lo relacionado con temas financieros.

Fuente:http://www.gadgetos.com/

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone