Hackers atacan Port de Barcelona

Las operaciones marítimas no fueron comprometidas

La mañana del pasado 20 de septiembre Port de Barcelona fue víctima de un ciberataque, reportan expertos en hacking ético del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética; para su fortuna, las operaciones marítimas no se vieron afectadas por el suceso, pues la administración del puerto contaba con un plan para responder a esta clase de contingencias.

Hasta el momento no han sido revelados detalles técnicos sobre el ciberataque, pero se sabe que los atacantes golpearon varios servidores en la infraestructura del puerto, sin llegar a interrumpir sus operaciones marítimas. Asimismo, las operaciones terrestres, como la recepción y la entrega, parecen no haber sufrido ningún problema debido al ataque.

Los especialistas en hacking ético de la organización publicaron actualizaciones de la situación en su cuenta de Twitter: “Temprano esta mañana Port de Barcelona sufrió un ataque cibernético que afectó a varios de sus servidores. Nuestro departamento de Sistemas de Información está evaluando el alcance del ataque y aplicando sus planes de contingencia para este tipo de situación”.

“El departamento de Sistemas de Port de Barcelona continúa trabajando para recuperar las funcionalidades que se han visto afectadas por el ciberataque acontecido esta mañana”.

El departamento de Sistemas de la Información comenzó de inmediato una investigación sobre el incidente y está implementando medidas adicionales para bloquear posibles ataques y minimizar los efectos que este pudiera provocar.

Al revisar la cuenta de Twitter de Port de Barcelona, expertos en hacking ético notaron que dos días antes del ataque, sus operadores habían advertido sobre los efectos de un posible ataque cibernético a la infraestructura de seguridad de la organización: “Nadie está a salvo de un ciberataque; ni siquiera los puertos. En Port de Barcelona revisamos los desafíos de implementar un sistema de ciberseguridad en un puerto”.

Del mismo modo, apenas hace algunos días, el gerente de Sistemas y Proyectos de Port de Barcelona, Cristian Medrano, había declarado que nadie es inmune a los ciberataques, lo que pareciera una advertencia o profecía sobre lo que estaba a punto de ocurrir.

No es la primera vez que una organización de operaciones marítimas sufre un ataque similar. El pasado mes de agosto, la naviera británica Clarksons fue hackeada, información sensible de la empresa fue sustraída y los atacantes exigieron un pago para su devolución. De igual manera, la empresa marítima china COSCO sufrió un ataque de ransomware apenas hace un par de meses.