Hackean un lector de huellas con una impresora doméstica

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone

Durante los últimos meses hemos visto cómo cada vez son más los fabricantes que deciden incluir en sus terminales un lector de huellas dactilares, siendo un elemento que ya no está presente solo como una medida de seguridad adicional para smartphones, ya que también ha dado el salto a las tablets como la Samsung Galaxy Tab S.

Sin embargo, esta tecnología no se ha librado de la polémica puesto que han aparecido casos como el de un grupo hacker que logró engañar al lector de huellas del iPhone 5S con una lámina de latex. Hoy se suma a esta lista el experimento de dos investigadores que han logrado hackear a un lector de huellas de un móvil con una hoja de papel y tinta de impresora.

Kai Cao, y Anil K. Jain del Departamento de Ingeniería y Ciencia Informática de la Universidad Estatal de Michigan han conseguido desarrollar un método por el cual es posible engañar a un lector de huellas dactilares en tan solo 15 minutos o menos, tal y como nos muestran en su vídeo.

Hackean un lector de huellas con una impresora doméstica
Hackean un lector de huellas con una impresora doméstica

Para lograrlo, solo han tenido que utilizar una impresora de inyección de tinta común, tres cartuchos de tinta plateada conductiva de la marca AgIC, un cartucho de tinta negra normal, y una hoja de papel especial de la marca AgIC (utilizados para proyectos de electrónica).

Según los investigadores, cualquiera puede llevar a cabo este experimento con un terminal robado, ya que solo sería necesario extraer una huella del dueño de la pantalla del terminal, escanearla a 300 dpi, girarla para que quede horizontal, y luego imprimirla con los materiales indicados sobre la cara brillante del papel AgIC.

Tras ello, solo sería cuestión de recortar la huella impresa y ponerla sobre el lector de huellas dactilares del smartphone, independientemente de la marca que sea. El proceso para hackear el sensor de huellas de un iPhone o similares costaría menos de 15 minutos, y en sus pruebas ha funcionado correctamente con un Samsung Galaxy S6 y un Huawei Honor 7.

Todo esto pone una vez más en entredicho la seguridad y la fiabilidad de los lectores de huellas que están empezando a popularizarse entre los diferentes fabricantes de smartphones. Parece que todavía queda mucho trabajo por delante, si realmente se pretende que estos sistemas se conviertan en un sinónimo de seguridad infalible.

Fuente:http://computerhoy.com/

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone
Tags: