China pone fecha a la ilegalización definitiva de las VPN

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone

China no solo tiene una Gran Muralla física, sino que también tiene otra digital llamada el Gran Firewall, construida para evitar que los ciudadanos del país puedan acceder a contenidos inapropiados, más si estos pueden terminar siendo una amenaza para la integridad del régimen.

El Gran Firewall se despliega a través de un proyecto llamado Golden Shield (Escudo Dorado) y actualmente bloquea 171 de los 1.000 sitios web más visitados del mundo, entre los cuales podemos encontrar a Google, Facebook, Twitter, Tumblr, Dropbox y The Pirate Bay. Para saltarse dichas restricciones cientos de millones de ciudadanos chinos usan VPN, sin embargo, eso cambiará dentro de poco.

Según nos cuentan en MuyComputer, el Gobierno de China ya ha puesto fecha a la prohibición definitiva de las VPN en el país, argumentando que “el mercado de los servicios de conexión a Internet muestra signos de desarrollo desordenado que requieren de urgente regulación y gobierno”, por lo que para el 31 de marzo de 2018 pondrá fin a todos los servicios de VPN no autorizados y a toda conexión a Internet que no esté supervisada por las entidades públicas del país asiático. ¿Supone esto el fin total de las VPN en China? No, pero solo podrán funcionar aquellas que estén aprobadas por el gobierno, abarcando esta legislación también las infraestructuras físicas de Internet por cable. Además, las ISP, proveedoras de servicios cloud y revendedores de VPN serán obligados a “inspeccionarse a sí mismos” para detectar cualquier actividad ilegal en su servidores.

China ya empezó en noviembre de 2015 a dar los primeros pasos para prohibir las VPN al enviar avisos a los usuarios de móviles y bloquear el uso de ese tipo de servicios sobre dichos dispositivos. Meses atrás, en febrero del año mencionado en este párrafo, empezó a obligar a los usuarios a utilizar sus nombres reales a través de una identidad digital controlada por el gobierno.

El país asiático está dispuesto a poner fin a toda conexión que no puede controlar, expandido y perpetuando así su gran imperio de censura en favor de la “seguridad nacional” y/o el “orden social”.

Fuente:http://muyseguridad.net

Conocimiento pertenece al mundo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Share on StumbleUponShare on TumblrShare on RedditPin on PinterestEmail this to someone
Tags:,