Aprueban voto electrónico a pesar del temor de ciberataques

No hubo suficiente tiempo antes de las elecciones medias de noviembre para cambiar a una alternativa segura en papel, dijo la jueza de distrito Amy Totenberg

Una juez en el estado de Georgia, Estados Unidos, aprobó el uso de máquinas de votación electrónicas, a pesar de una “grave preocupación” de que estas pudieran ser hackeadas. Esta preocupación ha provocado que muchos territorios se pronuncien en contra de la implementación de estas urnas electrónicas.

La sentencia fue “significativa”, mencionó un experto en votación electrónica y hacking ético.

En mayo del año pasado se presentó una demanda contra el Secretario de Estado de Georgia por el uso de estas máquinas de votación electrónicas de registro directo (DRE).

Ahora quedan menos de dos meses para las elecciones legislativas de noviembre en Estados Unidos, cuando se elegirán muchos de los nuevos miembros del Senado y la Cámara de Representantes del congreso estadounidense.

La juez Totenberg mencionó en el juicio que la demanda había tenido lugar “de último momento” y que cambiar a un sistema de votación en papel ahora podría “poner en peligro las próximas elecciones, la concurrencia de votantes y la administración ordenada de la jornada electoral”. Sin embargo, también reconoció la seriedad de la amenaza planteada por los hackers, y recriminó a los funcionarios estatales el no haber actuado antes.

“El tribunal está muy preocupado por la poca eficiencia que mostró el estado para responder a las serias vulnerabilidades de su sistema de votación, de las que especialistas en hacking ético habían advertido desde 2016, mientras que los arreglos de software, el hardware y otras deficiencias del programa eran evidentes incluso desde antes”.

La juez concluyó: “la postura del estado en este litigio, y parte del testimonio y la evidencia presentada, indicaron que los acusados y los funcionarios electorales del estado hicieron caso omiso de las advertencias”. En tanto, la juez solicita que las preocupaciones respecto a la seguridad de las urnas electrónicas sean atendidas y resueltas por las agencias gubernamentales correspondientes.

Son 14 los estados de EU que usarán máquinas de voto electrónico estas elecciones. Durante el proceso la votación no se registrará en papel.

Especialistas en hacking ético del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética consideran que existe el riesgo de que las personas que usan las máquinas comiencen a desconfiar del proceso democrático si las opiniones de los investigadores en ciberseguridad no se toman en serio.